Amplios nexos chinos con América Latina no son peligro para EEUU

WASHINGTON (AFP) – China ha venido incrementado sus relaciones con América Latina más allá de lo netamente comercial, pero sin que esto represente un peligro para Estados Unidos, coincidieron este viernes analistas en Washington.

“Hemos visto un conjunto de esfuerzos por consolidar y expandir la presencia china y avanzar hacia un nuevo capítulo”, con nexos “no solo comerciales sino tecnológicos, militares, políticos, sociales”, indicó el experto Evan Ellis, durante un debate en el centro de análisis Diálogo Interamericano.

Durante 2008, cinco presidentes latinoamericanos visitaron China, y en lo que va del presente año, el brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva y el venezolano Hugo Chávez viajaron al país asiático, recordó Ellis, del Centro de Estudios Hemisféricos en Defensa, al presentar su libro “China en América Latina”.

Asimismo, en febrero pasado dos altos funcionarios chinos viajaron en paralelo a nueve países de la región para firmar variados acuerdos tanto en ámbitos comerciales como de cooperación.

Ante la expansión china en la región, tradicionalmente zona de influencia estadounidense, la secretaria de Estado Hillary Clinton mostró su preocupación en mayo.

“Si observamos las conquistas, particularmente en América Latina, que está haciendo Irán, que está haciendo China, son bastante preocupantes”, dijo Clinton.

Pero el jefe militar estadounidense nominado para la región, teniente general Douglas Fraser, afirmó a principios de junio ante el Senado que China tiene intereses comerciales en América Latina, sin que esto constituya un peligro militar para Estados Unidos.

Siempre ha existido “un alto nivel de renuencia en Estados Unidos a aceptar la legítima expansión de China en América Latina”, expresó Riordan Roett, profesor de Estudios Internacionales en la Johns Hopkins School.

“El interés de China en América Latina es comercial, diplomático, geopolítico, pero no es ni desafiante ni una amenaza” para Estados Unidos, ya que “la relación Pekín-Washington es vital para China”, estimó el experto.

Cynthia Watson, del National War College, dijo que Washington “debería estar contento al saber que hay otro Estado que está manteniendo contactos con la región, una región que se ha sentido un poco aislada” en los últimos años por la falta de interés que ha mostrado Estados Unidos hacia ella.

La relación de China con la región se ha visto beneficiada del “gran capital político” que líderes latinoamericanos se muestran dispuestos a invertir en ese país, dijo Ellis.

Como ejemplos, señaló Ellis, Lula afirmó en mayo en Pekín que su visita era “una de las más importantes” de su gestión presidencial, iniciada en 2003, y Chávez afirmó un mes antes en esa misma ciudad que “el centro de gravedad del mundo se ha desplazado” hacia China.

Asimismo, China es observador permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) e ingresó en enero al Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Pekín ha cambiado su enfoque, para pasar de hacer inversiones en la región al “creciente uso de sofisticados instrumentos financieros”, como un préstamo de 10.000 millones de dólares concedido a la brasileña Petrobras o un fondo de financiamiento chino-venezolano por 12.000 millones de dólares.

“En cada lugar que miras en América Latina, hay presencia china”, resumió Ellis.

You must be logged in to post a comment Login