Semana de la moda: colecciones experimentales o pensadas para el consumidor

SAO PAULO, (AFP) – La semana de la moda de Sao Paulo acompaña la tendencia de las grandes pasarelas mundiales al presentar colecciones atrevidas que generan ruptura, pero revive la discusión sobre cuántos de esos diseños son puramente experimentales y cuántos están realmente pensados para ser usados.

Para trascender, las colecciones deben ser “inspiradoras y motivadoras, proyecciones, una forma de expresión personal” que después será bajada a tierra para ser llevada a las tiendas, señaló este viernes a la prensa Erika Palomino, consultora de moda y reconocida periodista especializada local.

Los diseñadores que se destacan son aquellos que “no tienen miedo de llamar la atención”, agregó. Por eso es que la originalidad prima a la hora de presentar propuestas en el Sao Paulo Fashion Week (SPFW).

Vestidos de una geometría pura, chaquetas con orificios circulares, hombros exageradamente grandes, faldas de armazones de metal, excesos en la paleta de colores, desmedidas transparencias. Parecería que los diseñadores olvidaron para quiénes crean.

Sin embargo, el público de la pasarela paulista espera más que ropa funcional: busca algo más conceptual, sorpresas rupturistas, indicaron varias mujeres que concurrieron al evento.

“Aquí vinimos a ver lo exagerado. Para ver lo comercial vamos al shopping”, señaló Ligia, una asistente que esperaba por el comienzo del desfile de la modista local Carlota Joakina, el cual mostró creaciones puramente abstractas con formas y siluetas asimétricas, y aplicaciones triangulares que procuraban volumen.

En este mismo sentido, la paulista Andrea prefiere que en las pasarelas se presenten ideas y creaciones complejas. “Para eso son los desfiles. Después en las tiendas uno va a buscar algo de aquello que le gustó”, dijo.

Las tendencias comienzan con bocetos, líneas y trazados, que más tarde los estilistas llevarán a sus tiendas, y eso es lo que valora el público de la moda.

“Me gustaría ver algo más experimental. El Fashion (Week de Sao Paulo) se ha vuelto demasiado comercial”, destacó Leticia, otra asistente al evento.

Por su parte, Mariah afirmó que prefiere las semanas de la moda europeas, ya que se atreven a presentar colecciones más conceptuales. “Creo que para el público brasileño, las cosas que acá se muestran se usan sin problema”, señaló.

Ciertamente mucho de lo que se presenta en el SPFW “no lo llevaría en la calle, pero a veces se puede sacar algún detalle”, estimó de su lado Sandra, otra aficionada de la moda que recorría los salones a la espera del desfile de Joakina.

En las pasarelas, “cuanto más extravagante mejor. Pero lo extravagante no lo encuentro chic, sino una locura”, agregó.

Por otro lado, aquellas creaciones que son presentadas pensando más en el público final, muchas veces son catalogadas como “demasiado comerciales”.

Es el caso de Colcci que pareció olvidar que se trataba de un “evento muy chic que homenajea a Francia”, según opinó Palomino.

Palomino sostuvo en su blog que esa marca tuvo destaque esencialmente por llevar a la pasarela a la top model brasileña Gisele Bündchen y al modelo Jesús Luz, supuesto novio de la estrella del pop norteamericana Madonna.

La 27ª Sao Paulo Fashion Week, el evento más prestigioso de la pasarela latinoamericana bautizado este año “Passion-Paixao”, se desarrolla hasta el martes con la presentación de 40 marcas locales.

You must be logged in to post a comment Login