OEA despide a embajador de Panamá

En la sesión ordinaria del Consejo Permanente, los representantes de los países miembros de la OEA y de los países observadores, despidieron al Embajador de Panamá, Arístides Royo y agradecieron las muchas contribuciones que el diplomático hizo a la organización durante sus casi 5 años de gestión.

Entre ellas, resaltaron su denodado esfuerzo en pos del consenso; su activa participación y liderazgo en decisiones y debates de gran relevancia que ocuparon la agenda hemisférica de los últimos meses, y su amplio conocimiento de la historia y la cultura, que contribuyeron positivamente al debate de los temas que ocupan al foro multilateral.

El Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, tomó también la palabra para agradecer y reconocer la labor del Embajador Royo. “Arístides es un demócrata convencido de que en la vida vale la pena buscar los acuerdos, vale la pena entenderse, y contar con una palabra amable para alcanzar el compromiso afectuoso”, afirmó Insulza.

Royo, quien durante su gestión tuvo a su cargo la Presidencia de la Comisión de Asuntos Administrativos y Presupuestarios (CAAP), del Grupo de Amigos de la Biblioteca Colón y de la Comisión Interamericana contra el Terrorismo (CICTE), afirmó en sus palabras de despedida, que la OEA “es una entidad en la que todos los países, independientemente de sus tamaños geográficos y económicos, somos iguales”.

En la OEA “cada pueblo aquí representado tiene una voz con la misma fuerza para opinar, dialogar, contrastar pareceres y procurar soluciones; y también, por qué no, para disentir”.

Igualmente resaltó varias cualidades de la entidad afirmando que la misma “es un foro excelente para un diálogo en el que no existen primus inter pares”, y animó a sus colegas a procurar que el consenso sea una práctica tradicional que permanezca en el tiempo.

Fuente: OEA

You must be logged in to post a comment Login