Después de 50 años, Motown perdura en Detroit

DETROIT, EEUU (AFP) – Cincuenta años después del nacimiento de Motown, la música perdura como un legado en una ciudad que ha pasado muchos tiempos duros en las últimas décadas.

El sello discográfico Motown lanzado en enero de 1959 por el otrora obrero en una fábrica de autos Berry Gordy con un préstamo de 800 dólares de su familia se convirtió en un fenómeno mundial que todavía influencia la música actual.

El sello de Detroit se convirtió rápidamente en el mayor productor de singles de 45 RPM, con más de 180 hits en el número uno del ranking, y creció hasta ser la empresa más grande propiedad de un negro en Estados Unidos.

Desde un pequeño estudio en la casa de Berry, en Grand Boulevard, Motown produjo canciones que se convirtieron en clásicos para la generación estadounidense del ‘baby-boom’: desde “My Girl”, de Temptations, hasta “I Heard It Through the Grapevine” y “I Heard It Through the Grapevine”, de Marvin Gaye o “The Tracks of My Tears”, de Smokey Robinson.

Motown descubrió a un Stevie Wonder de 11 años cantando en una esquina y lanzó las carreras de estrellas como Diana Ross y the Supremes, los Four Tops y los Jackson 5, con su estrella infantil Michael Jackson.

El aniversario será celebrado con una serie de eventos este año en el Museo Motown de Detroit y en otras partes por Universal Music, actual dueña del sello Motown.

Medio siglo después de su fundación, Motown sigue siendo visto como una fuerza en el mundo de la música y en Detroit muchos afirman que ayudó a romper las barreras raciales.

“Creo que Motown es una de las cosas más positivas que produjo la ciudad”, dice Suzanne Smith, oriunda de Detroit y profesora de historia en la George Mason University, que autorizó un libro sobre Motown, “Dancing in the Street”, titulado en recuerdo de ese hit.

“Es una historia de éxito afro-estadounidense que sigue inspirando a la gente”, añadió.

Gordy se basó en sus experiencias, incluido su trabajo en la línea de ensamblaje de una planta de automóviles Lincoln-Mercury.

“Cada día observaba cómo un marco de metal desnudo, recorriendo la línea, salía del otro lado convertido en un auto nuevo”, dijo en un discurso en 2007.

“Qué gran idea. Tal vez, yo podía hacer lo mismo con mi música”, añadió.

Motown, que se centró sobre todo en talentos de Detroit, creó música que cruzó las barreras raciales.

“El denominador común es la universalidad de las letras. La simplicidad de las letras”, dijo Audley “Kano” Smith, director ejecutivo del Museo Motown, localizado en el antiguo hogar y estudio de Berry.

Estimó que Motown evolucionó con el tiempo, incluido un periodo de gran agitación en las ciudades estadounidenses.”Creo que Motown fue claramente uno de los movimientos sociales más importantes que existieron en paralelo al activismo político en las calles”, indicó Smith.

Algunos afirman que Motown fue víctima de su propio éxito y que perdió su alma cuando se mudó de Detroit a Los Angeles y se convirtió en parte de grandes conglomerados musicales.

“Motown ya no se trata de los logros específicos de un sello basado en Detroit sino de un momento musical en el tiempo”, señaló Suzanne Smith.

Indicó que fue lógico que Motown creciera fuera de Detroit, con su larga tradición de jazz y la gran clase media negra que emergió de la industria automotriz.

“Hubo una configuración de cosas: el sistema de educación pública era fuerte, la educación musical era fuerte, por lo que Detroit pudo producir este fenómeno”, indicó.

Ahora, opinó, “el sonido Motown actúa en primer lugar como una marca comercial usada por corporaciones para evocar una nostalgia de los 60”.

Pero los veteranos de Motown creen que la música vive.

Según Frances Nero, cantante que grabó con el sello de 1965 a 1967: “Es un sonido que está para quedarse y será apreciado tal vez por otros 50 años”.

You must be logged in to post a comment Login