El principal evento de la moda latinoamericana cierra con buenos números

SAO PAULO (AFP) – La semana de la moda de Sao Paulo finaliza este lunes tras una gran convocatoria, tanto de visitantes como de empresarios brasileños y extranjeros que concurrieron al evento más importante de la pasarela latinoamericana en busca de buenas oportunidades.

Unas 100.000 personas pasaron por la Bienal de la ciudad para asistir a los 40 desfiles y muestras del Fashion Week (SPFW), informaron este martes a la AFP los organizadores del evento. Con una inversión de 10 millones de reales (5 millones de dólares al cambio del día), unas 5.000 personas trabajaron para llevar adelante un proyecto de moda y glamour.

Con este tipo de iniciativas, Brasil busca asentarse como uno de los principales exportadores de textiles a nivel mundial, un sector que generó ventas por 30.000 millones de dólares en 2008 y apunta a superarse este año, según la Asociación Brasileña de la Industria Textil y de Confección (ABIT).

“El evento contribuye de forma muy positiva a tener una visión completa y profesional de la moda brasileña, mostrando cada vez más nuestros productos alrededor del mundo”, sostuvo el presidente de la ABIT, Aguinaldo Diniz Filho, en una nota divulgada en su sitio web.

La moda de playa y la ropa casual son los principales diferenciales de la oferta de Brasil, que es el sexto productor textil a nivel mundial y registró un importante crecimiento del volumen de negocios durante el Fashion Business verano 2009/2010.

Durante esta feria de negocios realizada a principios de junio, las ventas a empresarios brasileños alcanzaron unos 235 millones de dólares, lo que significa un aumento de 4% con respecto a junio de 2008, mientras que el desempeño de las exportaciones también sorprendió con un crecimiento de 29%, pasando a 21 millones de dólares.

A nivel general, entre enero y marzo de 2009 los principales compradores de la confección brasileña fueron Argentina (69 millones de dólares), Estados Unidos (62 millones) e Indonesia (47 millones), según ABIT.

Y, a pesar de los elevados aranceles aduaneros, las importaciones textiles brasileñas proceden de China con 351 millones de dólares, Indonesia (70 millones) e India (57 millones).

El sector textil brasileño, que representa el 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB), se ve especialmente respaldado por la autosuficiencia de algodón lo que permite a los diseñadores locales experimentar con más libertad y menos costos, mezclando diferentes materias primas para desarrollar productos exclusivos.

Según los últimos datos de la ABIT, las ventas del sector textil sumaron 30.000 millones de dólares el año pasado con una producción de 10.000 millones de piezas, que creció 16% en los últimos cuatro años. Entre enero y marzo de 2009, la cifra se ubica en 5.500 millones de piezas, lo que permite predecir un buen resultado para este año.

“La recesión actual va a cambiar enteramente nuestra manera de hacer moda. Los creadores de alta costura deben buscar en internet, para tener acceso a los consumidores. Y debemos inventar nuevas formas de colaboración”, declaró Didier Grumbach, presidente de la Federación Francesa de Alta Costura, durante una presentación en Sao Paulo en el marco de la SPFW.

“La moda es una actividad capitalista. Un creador precisa de un administrador, que pueda ayudarlo a pensar la creación de una marca y cómo administrarla”, agregó.

La 27ª edición de la Sao Paulo Fashion Week (SPFW), que se desarrolló entre el miércoles y este lunes, fue bautizada “Passion-Paixao” en el marco de Año de Francia en Brasil, y presentó las colecciones verano 2009-2010 de diseñadores locales.

You must be logged in to post a comment Login