Intervino CNI español en caso cubano de Lage y Pérez Roque

Madrid.- El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de España intervino en una grabación que acabó en Cuba con el jefe de gabinete Carlos Lage y con el entonces canciller, Felipe Pérez Roque, destacó el diario español ABC.

Según el diario español el CNI tuvo que ver con unas grabaciones ambientales de las que fueron objetivo el ex primer ministro cubano Carlos Lage y el ex canciller Felipe Pérez Roque, hombres fuertes del régimen cubano hasta su fulminante caída en desgracia.

Señaló que los hechos habrían tenido lugar en una hacienda del departamento de Matanzas propiedad del ingeniero cubano Conrado Hernández, enlace de la Consejería vasca de Industria con la cubana Sociedad para la Promoción y Reconversión Industrial (SPRI).

“A esa vivienda fueron invitados Lage y Pérez Roque y sus duros comentarios contra el régimen castrista fueron grabados”, resaltó.

Afirmó que en esta operación participaron de forma directa agentes del CNI, que incluso, según las fuentes consultadas, llegaron a hacer determinados comentarios para elevar así el tono de las críticas de los dos políticos.

Sin embargo, el gobierno cubano no tardó en tener conocimiento de la reunión en la hacienda de Hernández y de la actuación del CNI y por ello, urgió a que los agentes abandonaran la isla, al tiempo que les retiraba el estatus de diplomático, agregó.

Hernández, quien tiene la nacionalidad española, aunque Cuba no reconoce la doble nacionalidad y es amigo de juventud de Lage, fue detenido el 14 de febrero en el aeropuerto de La Habana, cuando se disponía a viajar con su esposa a Bilbao.

Luego, el 27 de febrero la oficina de la SPRI en La Habana fue registrada por la policía cubana que incautó numerosos documentos.

El 3 de marzo, apareció la Nota Oficial del Consejo de Estado anunciando que Lage y Pérez Roque eran “liberados” de sus respectivos cargos, pero sin explicar los motivos del cambio.

Sin embargo, desde las terminales del régimen se les acusó de que querer llevar el “capitalismo” a la isla e incluso Fidel Castro alzó la voz para calificar a sus antiguos colaboradores de “indignos” por haberse dejado “seducir por las mieles del poder”.

Aseguró que ante la trascendencia del caso, el gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, intensificó sus gestiones con las autoridades cubanas para buscar una solución por la vía diplomática.

Desde un primer momento, ese ministerio ha tenido la intención de subsanar cuanto antes el asunto para evitar que tuviera otras consecuencias que pudieran interferir en las relaciones entre ambos países.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login