Dolce & Gabbana propone en Milán la elegancia del cowboy

MILAN, Italia (AFP) – Entre la armadura del cowboy que propone D&G y el excursionista de DSquared, la Semana de la Moda de Milán ofrece muchas opciones para el hombre del verano 2010, inclusive una camisa de fuerza firmada Marithé+François Girbaud.

Los célebres diseñadores italianos Stefano Gabbana y Domenico Dolce lanzan los cowboys en vaqueros descosidos, con camisas de cuadritos y botas con espuelas decoradas y la punta recortada.

Clara o indigo, lavada o con agujeros, la prenda del hombre del próximo verano es el denim, acompañado por la clásica chaqueta bien cortada, un conjunto propuesto en numerosas combinaciones, inclusive con camisa de jeans y corbatín.

El cuero reina en la colección, sobre todo empleado como camisa delicada de color tabaco y botas, indispensables en toda ocasión.

Giorgio Armani escogió el color anaranjado para iluminar la línea deportiva Emporio y emplea su cromatismo en cazadoras de ante, chalecos y jerseys.

En gris o negro, los pantalones son extremamente sueltos, con pinzas y cortados al sesgo. Los pantaloncitos, bermudas o cortos, juegan con los volúmenes y ofrecen efectos sorprendentes, como de falda con flecos.

Para ofrecer una silueta elegante, con un toque rock, Giorgio Armani viste a sus modelos con calzoncillos largos de algodón negro, saco blanco corto y cachucha.

Para el creador francés Marithé+François Girbaud, las prendas no tienen lado y juega con el detrás que pasa adelante y los cinturones dominan la colección.

“Es una locura, la idea nació de la camisa de fuerza, los lazos y las ataduras, los desmonté para atarlos mejor”, explica a la AFP el diseñador François Girbaud.

“El hombre está aniquilado por la sociedad. Antes se amarraba a los locos a las camas, hoy los drogan con medicinas. Ese es nuestro estado actual, necesitamos atarnos, porque nos dirigimos a la catástrofe”, sostiene el modisto.

El estilo se reconoce también en los canadienses Dean y Dan Caten, pero con un gusto más bucólico, de jóvenes excursionistas que hacen camping en el bosque.

Vestidos en traje de camuflaje verde o azúl, gorro clavado, camisa de cuadritos, impermeable y saco a la mano, los diseñadores proponen al perfecto excursionista como modelo de elegancia.

Una moda este año dirigida al hombre joven e internacional, con costumbres diferentes y reglas inéditas, que no teme las prendas de colores, el rojo, los tonos del coral así como el blanco inmaculado o el clásico gris.

Tras cuatro días de desfiles en Milán, las grandes firmas de la moda masculina se trasladan a París para presentar a partir del jueves y por cinco días sus colecciones.

You must be logged in to post a comment Login