Investigación apunta a error del conductor o una falla en sistema de cómputo.

Seis personas muertas y decenas de heridos es el saldo que deja, hasta el momento, el choque entre dos trenes del Metro, mientras la investigación apunta a un error del conductor o una falla en el sistema de cómputo.

El Consejo de Seguridad de Transporte Nacional, que investiga la colisión, tendrá una reunión especial la tarde de este martes acerca del peor accidente en el transporte de esta capital en 33 años, según The Washinton Post.

La fuente el accidente pudo ser un error en el sistema automatizado diseñado para impedir que dos trenes se acerquen demasiado, el cual debe operar sin importar si el tren está siendo operado de forma manual o automática, de acuerdo con un antiguo funcionario del Metro.

En caso de que el sistema automatizado falle el operador debe utilizar el freno de emergencia, abundó.

El hecho de que quedara uno encima de otro indica que el segundo viajaba a gran velocidad en una zona donde la velocidad máxima permitida es de 58 millas por hora (93 kilómetros).

En “hora pico”, cuando sucedió el percance, todos los trenes son operados de forma automática, excepto los que tienen más de ocho vagones que son controlados por el sistema central y el Centro de Operaciones.

Es probable que los que chocaron fueran operados manualmente ya que eran de seis coches, aunque esto no está confirmado.

La otra línea de investigación apunta al conductor de uno de los trenes que murió en el accidente, Jeanice McMillan, 42, quien era relativamente inexperto, era el número 18 en la lista de antigüedad de 523 de abajo hacia arriba.

McMillan era empleado del Metro desde 2007 aunque estuvo un año manejado un autobús como parte del entrenamiento.

Otras causas posibles del accidente son una emergencia médica que incapacitará al operador o una falla catastrófica del sistema de frenado, indicó el rotativo.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login