Celebran graduación simbólica para pedir legalización de estudiantes

Centenares de jóvenes celebraron una ceremonia simbólica de graduación frente al Capitolio, la sede del Congreso de Estados Unidos, para pedir la legalización de miles de estudiantes indocumentados.

“Quiero ser doctora”, dijo Daniela Contreras, vestida de toga y birrete, quien reside en Chicago y fue traída de niña a Estados Unidos por sus padres que son originarios de Puebla, México.

Los jóvenes hicieron un llamamiento a los legisladores para que aprueben el proyecto de ley de Desarrollo, Alivio y Educación para Menores Extranjeros (DREAM, por sus siglas en inglés).

La manifestación ocurrió en momentos en que el presidente Barack Obama, que esta semana en un Desayuno de Oración reiteró su compromiso por una reforma migratoria integral, se reunirá el jueves con legisladores demócratas y republicanos para abordar ese tema.

La propuesta DREAM busca restaurar el derecho de los estados de decidir sobre requisitos de residencia para la matrícula estatal y establecer un camino hacia la legalización y eventual ciudadanía de aquellos que siguen estudios universitarios o se inscriben a las fuerzas armadas.

El evento, patrocinado por la coalición United We DREAM (Unimos soñamos), fue parte de graduaciones simbólicas similares en Arizona, California, Colorado, Florida, Indiana, Massachusetts, Carolina del Norte, Nueva Jersey, Nueva York, Texas y Wisconsin.

“Las ceremonias de graduación son un poderoso recordatorio de la urgente necesidad de la reforma del sistema migratorio”, dijo Janet Murguía, presidenta del Consejo Nacional de la Raza (NCLR), la organización nacional hispana más grande de Estados Unidos.

No se pueden desperdiciar “las contribuciones de estudiantes talentosos, servidores públicos dedicados y un número creciente de jóvenes líderes atrapados dentro de un sistema de inmigración disfuncional”, agregó.

Durante la ceremonia de graduación fueron premiados por su valentía, espíritu de lucha y servicio comunitario los estudiantes Walter Lara, Yosub Jung, y Benita Veliz.

Lara, graduado en el Miami-Dade College, en Florida, enfrenta una orden de deportación al igual que Veliz, quien estudió en St. Mary’s University en San Antonio, Texas con beca completa y sueña con ser abogada.

“A nadie ayuda que estudiantes talentosos, como aquellos que se reunieron hoy con los miembros del Congreso, no puedan desarrollar su potencial”, sostuvo Murguía.

“El futuro de nuestra nación reside en que nuestros jóvenes adquieran las habilidades y el conocimiento que necesitan para ser ciudadanos productivos y líderes innovadores”, puntualizó.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login