Diputados salvadoreños defienden reforma migratoria pero esquivan compromiso para viabilizar el voto exterior

Los diputados salvadoreños piden a las autoridades de EE.UU. una ley migratoria justa que integre a los migrantes salvadoreños que viven en este país de forma irregular, pero ellos mismos no se comprometen rotundamente a integrar a los suyos —más de 2.5 millones de salvadoreños— dentro de la democracia salvadoreña mediante la implementación del voto exterior.

La comitiva, formada por miembros del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), el Partido de Conciliación Nacional (PCN) y Partido Demócrata Cristiano (PDC) estuvieron de visita en Washington para difundir, en nombre de la Asamblea Legislativa, el mensaje de apoyo a una reforma migratoria integral.

El mensaje que los diputados quieren mandar al Congreso de EE.UU. y al Gobierno de Barack Obama es que EE.UU. integre a los cerca de un millón de salvadoreños que viven en ese país de forma irregular, mediante la legalización que les permita residir y trabajar en EE.UU.

Además de beneficiar el sistema fiscal de EE.UU., una reforma que legalizara el estatus de los salvadoreños indocumentados también mejoraría la economía de El Salvador, que es “la más dependiente de las remesas” dentro de la región, dijo el diputado del FMLN, Sigfrido Reyes.

Todos los miembros de la comitiva de la Asamblea Legislativa coinciden en la importancia de que los salvadoreños sean incluidos en una reforma migratoria integral por parte de EE.UU.

Las discrepancias y reticencias aparecen cuando se toca la otra parte de la integración: la integración de los migrantes en el país de origen, más allá de las remesas.

“Hay que decidir si es necesaria una reforma constitucional, resolver los desencuentros políticos y financieros al respecto y asegurarnos de que respetamos los estándares internacionales”, afirmó, respecto de la inclusión política de los migrantes salvadoreños, Margarita Escobar, la que fuera, hasta finales de 2008, la Viciministra para la Atención de Los Salvadoreños en el Exterior.

Preguntado por un prominente miembro del staff del Consejo Municipal de Washington, Othon Sigfrido Reyes, respondió que el voto exterior es un derecho que todavía debe analizarse más en profundidad porque las experiencias de otros países apuntan a altos costos y baja participación en las elecciones nacionales por parte de la comunidad migrante residente en el exterior.

De está forma, la comitiva de diputados, lejos de apoyar seriamente la otra parte de la integración de los migrantes salvadoreños, cuya decisión está enteramente en sus manos, adopta por el cuidado y pone de relieve los costos y las complejidades del proceso, como si esto fuera un caso particular y aislado, cuando en realidad medio mundo (97 países) ha legislado y llevado a cabo medidas de integración en origen de sus diásporas en el exterior, mediante la implementación del voto exterior.

El compromiso de la Asamblea Nacional de El Salvador debe ir por el camino de la integración plena de los migrantes salvadoreños en el exterior, en ambos sentidos, en Origen y en Destino, sino se cae en aquello que un poeta una vez llamó “el cinismo de los políticos”.

Salvadoreños en el Mundo
.

You must be logged in to post a comment Login