Ex embajador Tony Garza se une a firmas de consultoría

Dallas.- Un bufete internacional de abogados y una firma de consultoría en comunicación sumaro a sus filas como consejero y socio, respectivamente, a Antonio O. Garza, ex embajador de Estados Unidos en México.

El bufete White & Case LLP, indicó en un comunicado que el ex embajador se sumará a ese despacho como consejero en sus oficinas en la Ciudad de México.

“El embajador Garza se ha distinguido como un efectivo diplomático con agudos instintos legales y de negocios que promovieron los intereses tanto de Estados Unidos como de México”, dijo Hugh Verrier, presidente de White & Case.

“El será una adición a nuestra firma muy bienvenida y altamente apreciada”, indicó.

De manera independiente, Garza se sumó también como socio de la consultora en comunicación y administración ViaNovo LP, y copresidirá el nuevo negocio de esa compañía: ViaNovo Ventures.

“Durante los últimos siete años, Tony Garza desempeñó un papel instrumental en transformar la relación México-Estados Unidos, tanto política como económicamente”, dijo James S. Taylor, socio fundador de ViaNovo, en un comunicado.

“El tiene la confianza de presidentes y directores de empresas, de inversionistas y de líderes gubernamentales en ambos países, y sus conocimientos y profunda experiencia serán invaluables para nuestros clientes y socios de negocios”, afirmo.

Además de aconsejar a los clientes de ViaNovo en sus políticas de comunicación y asuntos de administración, Garza se enfocará en expandir los negocios de esa compañía a través de ViaNovo Ventures.

ViaNovo Ventures se asociará con compañías, inversionistas y fondos privados de inversión para ayudarlos a alcanzar sus metas de negocios.

De acuerdo con el comunicado de ViaNovo, Garza ve su relación con White & Case y ViaNovo LP como una forma de “proveer estrategia y consultoría integral, multidimensional y multijurisdiccional” a clientes en Estados Unidos y Latinoamérica.

Garza, quien dejó su cargo como embajador en México en enero pasado al término del gobierno del ex presidente George W. Bush, fue reconocido en fecha reciente por el gobierno de México con la Orden del Aguila Azteca, la mayor distinción que otorga ese país a un extranjero.

Antes de viajar a México y desempeñarse como embajador, Garza, de 49 años de edad, era visto como una estrella ascendente del Partido Republicano, lo que durante un tiempo alimentó las especulaciones de que pudiera estar interesado en buscar la gubernatura de Texas.

El ex embajador se encargó luego de rechazar esa posibilidad, al optar por quedarse en México luego de que durante su desempeño como embajador contrajo matrimonio en ese país.

Garza nació en el seno de una familia humilde de Brownsville, Texas, en la frontera con México, donde creció hablando inglés y español y sintiéndose cómodo en ambos lados de la frontera, condiciones que le fueron de mucha utilidad en su cargo diplomático.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login