Berlusconi: “Los italianos me quieren como soy, no voy a cambiar”

ROMA (AFP) – El multimillonario jefe de gobierno italiano, Silvio Berlusconi, involucrado en numerosos escándalos por su controvertida vida privada, se defendió este jueves ante la prensa al asegurar que “los italianos me quieren como soy, no voy a cambiar”.

“Soy así, no voy a cambiar, los italianos me quieren como soy, tengo 61% de popularidad”, clamó en una conferencia de prensa.

“Me quieren porque soy: bueno, generoso, sincero, leal y cumplo las promesas”, dijo.

La imagen de Berlusconi se ha deteriorado por las denuncias y acusaciones publicadas en la prensa desde el momento en que su esposa Veronica Lario anunció en mayo que pediría el divorcio.

El primer ministro italiano ha protagonizado en el último mes numerosos escándalos por sus célebres festines con bellas jóvenes y prostitutas de lujo en sus mansiones privadas.

Berlusconi, entre los hombres más ricos de Italia, considera “basura” todas esas denuncias y sostiene que se trata de un complot de sus enemigos políticos, o de “maniobras subversivas” para impedirle gobernar.

“No sé que más van a inventar, todo será desmentido”, agregó. “Nunca he pedido a mis invitados que lleguen sin sus teléfonos portátiles”, comentó Berlusconi.

Se refería a la investigación abierta por la justicia de Bari (sur) por las actividades de dos empresarios locales, amigos de Berlusconi, que remuneraban a chicas lindas para participar en las fiestas del primer ministro, lo que podría constituir inducción a la prostitución.

La fiscalía registró también el testimonio de Patrizia D’Addario, quien aseguró a la prensa que entregó a la justicia las grabaciones y los videos de los encuentros, en los que se escucha según ella la voz de Berlusconi que le dice: “Espérame en la cama grande”.

Según D’Addario, en los videos, tomados con el portátil, se puede ver el dormitorio, la mesa de noche e inclusive la fotografía de la esposa.

Por otro lado, un incendio destruyó durante la madrugada de este jueves el automóvil de una de las bellas jóvenes que contaron a la prensa haber asistido a las fiestas del jefe de gobierno.

Se trata de Barbara Montereale, de 23 años, quien reside a las afueras de Bari. La joven es una de las testigos claves de la investigación que ha desvelado las fiestas de Il Cavaliere.

You must be logged in to post a comment Login