Llevan al Vaticano astronomía indígena de México

Por Andrés Beltramo Alvarez.

Ciudad del Vaticano.- Un grupo de investigadores de México compartió con especialistas de diversas partes del mundo conocimientos astronómicos de los indígenas de ese país, durante una conferencia sobre cosmología organizada por El Vaticano.

Jesús Galindo, representante del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), impartió una ponencia sobre la relación entre la arqueología prehispánica y el universo.

El investigador es miembro de una delegación de cinco mexicanos participantes en el congreso “La astronomía: un terreno común para compartir las preocupaciones de la humanidad”, que concluirá este viernes en el Instituto Carmelita de Sassone, a las afueras de Roma. El encuentro fue organizado por la Specola Vaticana y cuenta con la participación de ex alumnos de las “escuelas de verano” del observatorio astronómico de la Sede Apostólica, cursos estivos que se llevan a cabo desde 1986.

Junto a Galindo, el grupo mexicano está integrado por Omar López y Miguel Chávez, del Instituto Nacional de Astrofísica, Optica y Electrónica (INAOE); Sofía Méndez, de la UNAM; y Eugenio Urrutia, de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). En entrevista con Notimex, Urrutia destacó la contribución de su país a la astronomía antigua o moderna gracias a la curiosidad de los indígenas por estudiar la bóveda celeste y quienes han seguido sus pasos.

“Desde hace muchos siglos hemos estado preocupados por lo que ocurre en los cielos y su interpretación dentro de la sociedad, de la vida y de la religión, incluso en las religiones prehispánicas”, apuntó.

Señaló que durante el seminario se hizo una presentación sobre la “arqueastronomía”, el estudio de las construcciones prehispánicas y su relación directa con el cielo. “Las salidas y puestas del sol, el calendario mesoamericano, cómo construían en relación a esas cosas y cómo, hasta la fecha, algunas ciudades como México o Cholula tienen trazas definidas desde hace muchísimos siglos por las estrellas”, detalló.

Según Urrutia, el calendario azteca y el calendario maya sólo pueden comprenderse en su precisión gracias a un estudio profundo del cosmos desde la antiguedad. Los conocimientos indígenas se compararon con otras culturas como la china y la babilónica para llegar a concluir la existencia de un “lenguaje del universo”, donde el cielo ha sido un espacio común para toda la humanidad en todas las épocas.

“Hayamos hecho lo que hayamos hecho, nos hayamos desarrollado como sea, siempre hemos estado bajo el mismo cielo, eso es siempre igual, algo que nos une a todos”, ponderó.

Para el investigador, la curiosidad por el universo está en la sangre de los mexicanos y, por ello, en los últimos dos siglos la astronomía de esa nación ha dado contribuciones muy importantes al mundo.

“Los jóvenes de hoy siguen esos pasos y mantienen una relación con el cielo. Esa curiosidad por observar y entender de manera básica lo que sucede arriba sigue viva, incluso en la gente de campo, es una curiosidad innata”, sentenció.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login