Lágrimas y flores en Hollywood un día después que se paró el corazón del pop

HOLLYWOOD, EEUU (AFP) – Decenas de admiradores de Michael Jackson peregrinaban el viernes en torno a su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, donde depositaron flores y oraban en cuclillas sobre un pavimento atiborrado de peluches y velas en honor a quien fuera el corazón del pop.

“Sigo estando en shock, con mi esposo crecimos con él”, dijo a la AFP Brandy Barlow, una maestra de 36 años de Carolina del Sur, al otro extremo del país, que estaba en Los Angeles con sus estudiantes el jueves en el estudio Universal, cuando “por Twitter nos enteramos de que Jackson había muerto. Aún no lo puedo creer”.

Alrededor de la estrella puesta hace 25 años, en pleno furor por “Thriller”, delante del Teatro Chino Grauman en el centro turístico de Hollywood, cientos de curiosos y reporteros dejaban grabados sus recuerdos por el Rey del Pop.

“Vinimos a rendirle un homenaje”, agregó Barlow.

Al caer la tarde, la fila que se formaba para ver la estrella no hacía sino crecer. Un policía que intentaba poner orden ante la gran cantidad de personas que se agolpaban en el lugar, advertía que podía tomar unas tres horas para llegar hasta el lugar del homenaje.

“Estuve en la fila por más de dos horas, pero valió la pena”, dijo Mark Cho, de 25 años, con voz entrecortada. “Me siento triste, esto es una tragedia”, se lamentó.

En una esquina, David Anthony, de 25 años, intentaba no ser pillado por la policía mientras vendía camisetas colgadas sobre sus hombros a 10 dólares.

“Apenas me enteré por Twitter que Michael Jackson se había muerto me puse a imprimir estas camisetas. Llevo 500 vendidas”, dijo al contar que estuvo imprimiendo desde las 3H00 de la tarde del jueves (22H00 GMT) hasta las 2H00 de la madrugada del viernes (09H00 GMT).

“De ahí me vine al boulevard a buscar la estrella de Michael, pero fue fácil ubicarla porque había mucha gente y empecé a venderlas. Era el artista preferido de mi papá y mi tío”, dijo este joven de origen guatemalteco, que imprimió en sus camisas en inglés: “El Rey del Pop descansa en Paz. Agosto 29, 1958 – Jun 25, 2009. ¡Nunca habrá otro igual!”.

Otro vendedor, Larry, permaneció en el Paseo de la Fama hasta las 4 de la mañana, y se preparaba para pasar otra larga jornada hasta vender toda la existencia de camisetas.

En estas calles sólo se escuchaban comentarios sobre la muerte de ‘Jacko’, se compartían anécdotas sobre qué estaba haciendo cada uno cuando este infarto interrumpió la rutina de un jueves por la tarde.

“Esta es mi última oportunidad de rendirle un tributo a un héroe, adoramos a Michael Jackson y el mundo entero lo extrañará”, dijo Nan Khan a la AFP.

Anthony Robinson, un fanático de 35 años, contó que pasó la noche dando vueltas en este boulevard sin vida de madrugada, porque al enterarse del fallecimiento de su ídolo no quiso regresar a su casa, a más de una hora de Los Angeles.

“No he dormido nada”, dijo Robinson a la AFP. “Cuando supe la noticia fui al hospital en Westwood (unos 10 km al oeste de Hollywood) para tener la confirmación y luego vine hasta aquí a homenajear y recordar al Rey”.

“Él era mi segundo Dios, no puedo imaginar el mundo sin él”.

Una fanática que sólo dio su primer nombre, Mary, estaba orando en cuclillas a lado de la estrella en el pavimento. “Sólo le estaba diciendo cuánto lo amamos, cuán maravilloso fue su legado y cuánto lo vamos a extrañar”.

“Michael Jackson fue el primer cantante que escuché por mi propia cuenta, no porque mis papás me dijeron que lo escuchara. Tenía que venir a despedirme”, dijo el mexicano José Gutiérrez, de 38 años.

Ante el frenesí de una muerte comparada en las esquinas con la del Papa o el asesinato de John Lennon, los recuerdos más ‘kitsch’ de Michael Jackson ya están en las tiendas mientras el templo de la música en California, la tienda Amoeba de Hollywood, reportó que está vendiendo como pan caliente el mejor legado del artista: discos y videos de una carrera t

You must be logged in to post a comment Login