Los Jackson, la “familia real del pop”, rica en escándalos

LOS ANGELES (AFP) – Los sonados juicios de Michael, el seno al aire de Janet, los tropiezos de LaToya, la violencia del patriarca… desde el nacimiento de los Jackson Five hasta la muerte del intérprete de “Thriller”, los Jackson, la “familia real del pop”, nunca escatimó en escándalos.

En esta fraternidad de nueve hermanos (además de un décimo que falleció al nacer, Brandon), todos se hicieron músicos con distintos niveles de éxito. Pero las rivalidades no tardaron en llegar, sobre todo ante la envergadura de la carrera solista que construyó Michael.

En su autobiografía publicada en 1991, LaToya, una de las tres hermanas de Michael, fue la primera en sacar los trapitos de su familia al sol y quiso arreglar cuentas especialmente con su padre Joseph.

Aunque la dureza y la intransigencia del patriarca, fundador y manager de los Jackson Five, era harto conocida -como lo detalló Michael Jackson en 1993 en una entrevista con Oprah Winfrey- LaToya echó más leña al fuego con acusaciones de abuso sexual, contra ella y su hermana Rebbie.

Estas revelaciones partieron en dos a la familia y Rebbie desmintió a su hermana.

LaToya dividió más aún al clan, al posar desnuda en dos oportunidades en la revista Playboy, y al respaldar en 1993 las acusaciones de pedofilia que pesaban sobre Michael, tres años menor que ella.

Años más tarde, expresó su arrepentimiento por estos actos y declaraciones y aseguró que fue víctima de la manipulación de su esposo y manager Jack Gordon.

Además de la LaToya y Michael, cuyas excentricidades le valieron el sobrenombre de “Wacko Jacko” (“Jacko el raro”), Janet, una de las menores del clan, de 43 años, fue otra de las figuras perseguidas por los tabloides.

Contratos multimillonarios, éxitos planetarios, casamientos secretos, altibajos de pesos. Janet fue la única de los Jackson que rivalizó un poco con el enorme éxito del “Rey del Pop”.

Pero fue uno de sus senos el que hizo estallar el escándalo en torno a su nombre. En febrero de 2004, la estrella mostró brevemente uno de sus senos a las cámaras mientras cantaba durante el intervalo del SuperBowl del fútbol americano, con una audiencia estimada de 90 millones de personas.

Aunque Janet pidió disculpas y aseguró que todo se debió a un problema con su vestuario, el escándalo dañó considerablemente su carrera.

Por su parte, la cadena CBS, que transmitió en vivo el SuperBowl, todavía enfrenta una batalla judicial para intentar escapar a una demanda por 550.000 dólares impuesta por la comisión federal de regulación de las comunicaciones (FCC).

La muerte de Michael Jackson parece haber puesto de acuerdo a la familia al menos sobre un punto: el de hablar a la prensa con una sola voz. El vocero oficial es Jermaine, hermano mayor de Michael y también ex miembro de los Jackson Five.

You must be logged in to post a comment Login