El “realismo” de la pintura francesa se exhibe en Brasil

SAO PAULO (AFP) – Una retrospectiva del arte francés entre 1860 y 1960, y de obras influidas por su “realismo”, se exhibe en el Museo de Arte de Sao Paulo (MASP), en una popular muestra en el marco de las celebraciones por el Año de Francia en Brasil.

La exhibición, presenta escenas retratadas por los legendarios Pierre-Auguste Renoir, Edouard Manet, Paul Cézanne y Henri de Toulouse-Lautrec, pero también las visiones surrealistas imaginadas por los maestros españoles Salvador Dalí, Joan Miró, y el alemán Max Ernst.

Siendo uno de los principales eventos de la agenda cultural de las celebraciones por el Año de Francia en Brasil, la popularidad de la muestra fue tal que logró atraer la atención de más de 100.000 visitantes durante los dos meses de exposición, señalaron los organizadores.

“Un 10% de los trabajos son préstamos de museos franceses”, especialmente del Museo de Orsay, el centro Pompidou y el Museo de l’Orangerie, destacó Jean-Martin Tidori, agregado cultural del consulado francés en Sao Paulo.

Otras obras provienen de la Coleçao Berardo de Lisboa, pero más de 50 pertenecen al acervo del propio MASP, que posee la colección de arte europeo más grande en América Latina.

La propuesta de la muestra es destacar “la distancia entre la subjetividad y la objetividad”, señaló Tidori.

También se puede observar la evolución no sólo de los artistas (un retrato realista de las primeras épocas de Pablo Picasso ya muestra la tendencia a sus distorsiones angulares posteriores), sino también la evolución de una generación de pintores que trataron de interpretar en lugar de captar la realidad.

La influencia de Africa y el Pacífico se plasma en los trabajos de Amadeo Modigliani y Paul Gauguin. Mientras que la fuerza de las pinturas francesas se nota en algunos de los trabajos brasileños, que encajan armoniosamente en la muestra.

No obstante, las imágenes de una Europa urbana y moderna de las décadas de 1950 y 1960 divergen mucho con la emergente estética brasileña, que es incluida como una búsqueda de identidad por parte del Nuevo Mundo.

Los trabajos de algunos de los artistas más reconocidos de Brasil -Iberé Camargo, Cándido Portinari, Emiliano Di Cavalcanti- toman prestadas las convenciones europeas y las embellecen con colores y una fauna extravagante.

Uno de los temas más comunes en el movimiento artístico brasileño es el de la servidumbre negra, reflejando tensiones raciales que prosiguen hasta el día de hoy.

La muestra “Arte na França 1860-1960: O Realismo” se presenta en el MASP hasta el 28 de junio, y luego viajará a Porto Alegre (sur).

No todas las obras seguirán en la exhibición, ya que el Museo de Orsay se opone al traslado de algunas de ellas.

You must be logged in to post a comment Login