Obama califica como “ultraje” la represión en Irán

El presidente Barack Obama elevó aún más tono sobre la crisis política en Irán, condenando y calificando de “ultraje” la represión desatada por el gobierno contra la oposición.

Desestimó además la demanda del presidente iraní Mahmud Ahmadineyad de que el mandatario estadounidense se disculpe por la supuesta interferencia de Estados Unidos en los asuntos internos de Irán.

“No tomo en serio las declaraciones del señor Ahmadineyad sobre las disculpas. No me preocupa tampoco que el señor Ahmadineyad se disculpe conmigo”, apuntó el mandatario.

En conferencia de prensa el viernes junto con la canciller de Alemania, Angela Merkel, Obama dijo que Ahmadineyad debería pensar “sobre las obligaciones que le debe a su propia gente”.

“Quizá él quiera considerar ver por las familias de aquellos que han sido golpeados, asesinados o detenidos, y creo que es ahí donde el señor Ahmadineyad y otros deben responder preguntas”, dijo.

Obama sostuvo que la violencia contra simpatizantes del líder opositor Mir Hosein Musavi, que ha dejado por lo menos 17 muertos, constituye “un ultraje”.

“Pese a los esfuerzos del gobierno (iraní) para impedir que el mundo sea testigo de esa violencia, la vemos y la condenamos”, expuso.

El presidente consideró que con la postura adoptada por el gobierno frente a las manifestaciones opositoras, Irán “se ha colocado fuera de las normas internacionales que es importante respetar”.

Advirtió además que la respuesta del gobierno iraní a las protestas complicará cualquier acercamiento que su gobierno busque con Teherán. “No hay duda de que cualquier diálogo directo o diplomático se verá afectado por los eventos de las ultimas semanas”, acotó.

Finalmente aseguró que en este tema Estados Unidos y Alemania hablan con una sola voz.

Por su parte, Merkel dijo que “Irán no puede contar con que la comunidad mundial va a cerrar un ojo”, y calificó de “horrorizantes” las escenas de violencia contra los manifestantes opositores.

Merkel insistió en la necesidad que el gobierno iraní respete el derecho de libre manifestación y expresión, “derechos que son indivisibles en todo el mundo y se aplican también a los iraníes”.

Tanto Merkel como Obama reiteraron su compromiso de continuar trabajando con la comunidad internacional para que Irán ponga fin a su programa nuclear. “Tenemos que trabajar para detener el programa nuclear iraní, que Irán no posea un arma nuclear”, dijo Merkel.

Obama dijo que si Irán adquiere armas nucleares ello desataría una carrera armamentista en Oriente Medio “que sería mala no sólo para la seguridad de toda la región sino para la de Estados Unidos”.

Deplora G-8 violencia en Irán

Roma.- Los ministros de Exteriores del Grupo de los Ocho (G-8) países más desarrollados “deploran” el uso de la violencia contra los manifestantes y la pérdida de vidas humanas durante los enfrentamientos postelectorales en Irán.

El rechazo a los acontecimientos en Irán fue anunciado este viernes por el canciller italiano, Franco Frattini, al dar a conocer en rueda de prensa una declaración común de la cumbre de ministros del G-8 que tiene lugar en la norteña ciudad de Triste.

La violencia en Irán “debe terminar inmediatamente”, dijo el responsable de la diplomacia italiana. Dijo que los cancilleres del G-8 (que incluye a Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia) expresaron una visión común en relación a la cuestión iraní durante la cumbre en Triste, la cual inició el jueves y termina este sábado.

“Expresamos nuestra solidaridad a las víctimas de la violencia, invitando al gobierno iraní a encontrar soluciones pacíficas”, declaró Frattini.

La declaración de los cancilleres del G-8 pide también a Teherán que la voluntad del pueblo iraní quede reflejada en el proceso electoral. Mientras el Consejo de Guardianes, el principal órgano legislativo iraní, calificó las elecciones del pasado día 12, que dieron el triunfo al presidente Mahmud Ahmadeniyad, como

You must be logged in to post a comment Login