En cita con Obama, Uribe debe abandonar su parecido con Bush (analistas)

BOGOTA (AFP) – El presidente colombiano, Alvaro Uribe, tendrá el lunes su primer encuentro bilateral con Barack Obama, decisivo para las pretensiones comerciales de su país, pero en el que debe apartarse de su discurso belicista que por años lo ligó a George W. Bush, estimaron analistas.

Obama recibirá al mandatario colombiano el lunes a las 14H15 locales (19H15 GMT) en la Casa Blanca en un primer encuentro bilateral que según el canciller colombiano, Jaime Bermúdez, será “franco, con agenda abierta y sin temas vedados”.

“Se tratarán temas comerciales, como el TLC por supuesto, y todos los otros temas de interés bilateral como el del tratado de extradición donde necesitamos encontrar un canal con reglas de política clara”, aseguró Bermúdez en diálogo con la AFP.

“Tenemos temas en cooperación, en materia de narcotráfico, en materia de lucha contra el terrorismo. Tenemos temas de energías limpias. El año pasado firmamos un memorando de entendimiento para ver cómo desarrollamos el área de energías limpias sostenibles en el tema de los biocombustibles”, añadió.

A su turno, la embajadora colombiana en Washington, Carolina Barco, estimó que el encuentro le va permitir a Uribe “mostrarle (a Obama) cómo podemos ser unos socios y trabajar con ellos (Estados Unidos) en la región”. “Buscamos que sea un primer intercambio de perspectivas y propuestas”, enfatizó.

Uribe, que fue el principal aliado regional de Bush, en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, busca también convencer a Obama sobre la conveniencia de mantener la ayuda militar a su gobierno.

Washington ha aportado 5.500 millones de dólares desde 2000 para el Plan Colombia, una iniciativa contra las drogas y las guerrillas izquierdistas, convirtiéndolo en su principal receptor de ayuda en América Latina.

Sin embargo, analistas consultados por la AFP, señalaron que Uribe no la tiene nada fácil en su primer encuentro con Obama debido a la coyuntura interna que atraviesa su gobierno y a sus convicciones personales que lo ligaron al gobierno de Bush.

El “discurso que tánto rédito le dio con Bush perdió valor frente a Obama”, aseguró Fernando Cano, politólogo de la privada Universidad del Rosario, quien cree que Obama tiene claro que “estará hablando con alguien que le sirvió a otro bando y por eso no le permitirá que le hable a su oído”, enfatizó.

A su turno, el analista León Valencia recomendó a Uribe “ir a Washington con mucho realismo y saber que una de las cosas que tranquilizaría o por lo menos generaría una actitud de confianza de Obama hacia él sería una manifestación clara de que no va a aspirar a un tercer mandato (en 2010)”.

“Si Uribe piensa ir en plan de convencer a Obama de las ideas que defendió frente a Bush, va a perder el viaje y peor aún, la oportunidad de ganarse la confianza de la bancada demócrata del Congreso para aprobar el TLC. Tiene que saber que ante un nuevo interlocutor debe llevar nuevo discurso”, dijo.

Los demócratas que dominan el Congreso estadounidense han expresado su oposición a aprobar un Tratado de Libre Comercio (TLC), suscrito a finales de 2006, hasta tanto Bogotá no muestre firmeza para detener los asesinatos de dirigentes sindicales.

La visita de Uribe a Washington coincide con denuncias en Colombia que su gobierno compró con cargos públicos y prebendas a los congresistas para que aprobaran un referendo que permitió su reelección en 2006 y el espionaje a magistrados, periodistas independientes y políticos de oposición.

Un grupo de reconocidas organizaciones no gubernamentales (ONG) instó el viernes a Obama a “aprovechar el encuentro con Uribe para exigirle más respeto por los derechos humanos y recordarle la importancia de actuar en conformidad con las reglas democráticas, incluido el respeto de la separación de poderes”.

You must be logged in to post a comment Login