Condena OEA golpe de Estado en Honduras y convoca a reunión urgente

La Organización de Estados Americanos (OEA) condenó el golpe de Estado que depuso al presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y demandó su inmediata e incondicional reinstalación. En una resolución adoptada este domingo por consenso, el máximo órgano político del hemisferio convocó además a una reunión emergente de cancilleres a celebrarse este martes en Washington.

En su resolución de siete puntos, la OEA desconoció al ex presidente del Congreso, Roberto Micheletti, quien este tarde fue instalado como nuevo jefe de estado de la nación centroamericana “No se reconocerá ningún gobierno que surja de esta ruptura constitucional”, precisó el acuerdo adoptado por consenso.

El embajador hondureño ante la OEA, Carlos Sosa Coello, agradeció a sus colegas la adopción de la resolución y externó su confianza que esto “facilite el regreso del orden constitucional a mi país”. Por su parte el embajador de Chile, Pedro Oyarce, dijo que con esta acción “la OEA refrenda su más profundo compromiso con la democracia”.

“Esta resolución esta condenando un Golpe de Estado que no sólo afecta a Honduras, sino a todos los pueblos de las Américas”, dijo. La resolución condenó también “la detención arbitraria” de la canciller hondureña Patricia Rodas, miembros del Gabinete de Zelaya y del Alcalde de San Pedro Sula, exigiendo su inmediata liberación. La resolución, adoptada tras una reunión de trabajo de cuatro horas, formalizó la condena individual al golpe qua habían manifestado antes los representantes de los 34 países miembros.

Poco antes de partir rumbo a El Salvador para entrevistarse con el Presidente Mauricio Funes, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza insistió en la urgencia de la condena. “Necesitamos la condena”, dijo. Insulza, quien tenia previsto viajar a Honduras en acatamiento de la resolución aprobada el viernes por el Consejo, dijo que conversó también esta mañana con el presidente de la Corte Suprema de Honduras, Jorge Rivera Avilez.

El directivo participará en Managua en la reunión del Consejo de Integración Centroamericana (SICA), donde de acuerdo al propio directivo se espera la presencia de Zelaya. Los embajadores aceptaron la propuesta de Brasil de que el Consejo se mantenga en sesión permanente hasta la reinstalación del mandatario hondureño.

El embajador de Venezuela, Roy Chadderton tuvo las palabras más duras para referirse a la asonada, calificándola como el momento en que “alguien abrió la jaula de los gorilas”. En su turno, el embajador de Paraguay, Manuel María Cáceres Cardozo urgió a sus colegas a enviar un mensaje inequívoco. “Esto no tiene que volver a suceder, esto es inadmisible”, indicó.

El embajador de Argentina, Rodolfo Gil, hizo eco de esta posición, al señalar que “no podemos ser ni débiles ni dubitativos frente a hechos de esta naturaleza”. Gil se pronuncio también por dar un ultimátum a los golpistas y quienes respaldaron la acción de los militares, algo que generó reacciones encontradas.

Chadderton consideró que un ultimátum abriría la puerta a establecer un diálogo con los golpistas, escenario que consideró como inaceptable. Sosa Coello dijo posteriormente a periodistas durante el intermedio de la sesión que la OEA no podía entrar en negociaciones “con quienes no tienen una voz legítima”.

You must be logged in to post a comment Login