Conrad Murray, el médico clave en la muerte de Michael Jackson

LOS ÁNGELES (AFP) – El médico que centra las especulaciones sobre las causas de la muerte de Michael Jackson es un experimentado cardiólogo que fue contratado para seguir de cerca las condiciones físicas del cantante ante su esperado regreso a los escenarios.

Conrad Murray, de 51 años, goza de un registro disciplinario intachable y está licenciado para practicar la medicina en California, Texas y Nevada, donde recientemente cerró su consultorio al público para trabajar a tiempo completo para Jackson, según señalaron informaciones.

Murray se ha convertido en una figura potencialmente crucial en la investigación sobre las causas exactas que provocaron el paro cardiaco al cantante de ‘Thriller’, quien podría haber recibido una inyección de un medicamento contra el dolor, el Demerol -narcótico sintético similar a la morfina- por parte de su médico personal poco antes de su muerte. Esta versión fue lanzada por el sitio TMZ.com, que tuvo la exclusiva de esta muerte y tiene una fuente en el clan Jackson.

Horas después del fallecimiento de Jackson, el automóvil de Murray fue incautado por la policía de la mansión alquilada en Bel-Air del ‘Rey del Pop’ y se especula que el médico fue la última persona que lo vio vivo.

La policía de Los Ángeles indicó el viernes que deseaba entrevistar por segunda vez a Murray después de haber hablado con él el jueves, y aclaró que el médico no está bajo investigación criminal. “Haremos una rigurosa entrevista al médico para discutir algunas de las preguntas que han surgido por la muerte de Michael Jackson y esperamos que el médico sea capaz de arrojar alguna luz sobre algunas de las cosas …” inciertas, dijo el jefe adjunto del Departamento de Policía de Los Ángeles Charlie Beck.

El médico dijo en la noche del sábado a través de una portavoz que no era sospechoso y que se pasó horas consolando a la familia del ‘Rey del Pop’. Murray se reunió por segunda vez con la policía de Los Ángeles en presencia de un abogado. Durante esta reunión el médico “aclaró algunas inconsistencias” sobre la muerte de Jackson, dijo su portavoz Miranda Sevcik. “Los investigadores dicen que el doctor no es de ninguna manera sospechoso y se mantiene como un testigo de esta tragedia”, dijo Sevcik en un comunicado.

Agregó que Murray se ha quedado en Los Ángeles desde la muerte del músico. “Viajó en la ambulancia al hospital y se quedó en el hospital durante horas consolando a la familia Jackson”, afirmó Sevcik. “El doctor Murray seguirá cooperando completamente con las autoridades y pide que todos recemos por la familia Jackson”.

El diario Los Angeles Times citó a fuentes de los organizadores de sus próximos conciertos afirmando que Jackson “insistió enfáticamente” para que Murray fuera contratado como parte del equipo que estaría detrás de su gran regreso.

Randy Phillips, un alto ejecutivo de AEG Live dijo al diario: “Michael me dijo personalmente que él confiaba en este hombre”. Phillips precisó que Murray había asistido a los ensayos en Los Ángeles y que “parecía estar encargándose mucho de Michael. Era muy profesional”, dijo el promotor de espectáculo al apuntar que estaba previsto que el médico viajara con Jackson a Londres para acompañarlo durante toda su estancia.

Otras informaciones en la prensa indicaron que Murray tenía un historial de problemas financieros desde 1992 y que había lidiado el año pasado con una serie de problemas judiciales que le sacaron del bolsillo más de 400.000 dólares.

El consultorio de Murray en Las Vegas -Global Cardiovascular Associates- estaba cerrado el viernes cuando varios reporteros intentaban dar con más datos sobre el doctor. Según una carta publicada por TMZ.com, Murray envió una carta a los pacientes y amigos el 15 de junio para anunciarles que cerraba indefinidamente su consultorio “porque una oportunidad de esas que suceden una sola vez en la vida”.

You must be logged in to post a comment Login