Convocan a reunión de cancilleres y encargan gestiones al secretario general de la OEA

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó este domingo una resolución condenando enérgicamente el golpe de Estado en Honduras y exigió el inmediato e incondicional retorno del Presidente José Manuel Zelaya Rosales a sus funciones constitucionales.  

El Consejo Permanente de la institución se reunió con carácter de urgencia a petición del secretario general, José Miguel Insulza, quien participó en las discusiones del Consejo y en estos momentos está dirigiéndose hacia Nicaragua para participar en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) que iniciará el día de hoy, con el objetivo de llevar adelante las consultas y gestiones que sean necesarias.   

El Consejo Permanente convocó a un período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA, a celebrarse en la sede de la Organización en Washington, DC, el martes 30 de junio de 2009.  

La resolución adoptada por el Consejo Permanente es la siguiente:
      EL CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS,  
      CONSIDERANDO la grave situación que vive la República de Honduras como resultado del golpe de estado contra el Gobierno del  presidente José Manuel Zelaya Rosales que produjo una alteración inconstitucional del orden democrático que el Consejo Permanente rechaza y repudia;
      PREOCUPADO por la ruptura del orden constitucional en la República de Honduras;  
      REAFIRMANDO la importancia del respeto irrestricto a  los derechos humanos y las libertades fundamentales y el principio de la no intervención en los asuntos internos de otros Estados;  

      REITERANDO los principios establecidos en la Carta de la Organización de los Estados Americanos y la Carta Democrática Interamericana sobre el fortalecimiento y la preservación de la institucionalidad democrática en los Estados Miembros;  y

      RECORDANDO la resolución CP/RES. 952 (1699/09) del 26 de junio de 2009, relativa a la situación en Honduras,

      RESUELVE:
      1. Condenar  enérgicamente el golpe de estado llevado a cabo en la mañana de hoy en contra del Gobierno constitucional de Honduras, y la detención arbitraria y expulsión del país del presidente constitucional José Manuel Zelaya Rosales que produjo una alteración inconstitucional del orden democrático.

      2. Exigir el inmediato, seguro e incondicional retorno del presidente José Manuel Zelaya Rosales a sus funciones constitucionales.  
      3. Declarar que no se reconocerá ningún gobierno que surja de esta ruptura inconstitucional.

      4. Encomendar al secretario general que de manera urgente se haga presente en la reunión del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) que se realizará en Managua, Nicaragua, y que, de conformidad con el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana, lleve adelante todas las consultas que sean necesarias con los Estados Miembros de la Organización.  

      5. Condenar  enérgicamente todo acto de violencia y en especial la detención arbitraria denunciada de la secretaria de Estado de Relaciones Exteriores, Patricia Rodas, otros miembros del Gabinete de ministros así como del alcalde de San Pedro Sula y otras personas afectadas, y exigir que se respete su integridad física y que sean puestos en libertad de inmediato.

6. Convocar un período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA, a celebrarse en la sede de la Organización el martes, 30 de junio de 2009, para que éste adopte las decisiones que estime apropiadas, conforme a la Carta de la Organización de

You must be logged in to post a comment Login