Hondureños en Miami piden a Obama no apoyar a Zelaya, “títere de Chávez”

MIAMI (AFP) – El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, era “un títere de Chavez” y Fidel Castro, afirman dirigentes inmigrantes hondureños en Miami, que reclaman al presidente estadounidense Barack Obama no apoyar su restitución.

“Queremos enviar un mensaje al presidente Barack Obama para que no apoye la restitución de Zelaya”, dijo Francisco Portillo, de la organización hondureña Francisco Morazán, a la AFP.

“Hemos logrado detener la intervención de Chávez en Honduras y se ha fortalecido la democracia. La gente está muy contenta con lo que pasó”, agregó.

Grupos de hondureños manifestaron la tarde del lunes frente al consulado de Honduras en Miami en apoyo al nuevo gobierno, encabezado por el presidente del Congreso, Roberto Micheletti.

“No tomamos la destitución de Zelaya como un golpe de Estado. Él estaba violando la Constitución para intentar permanecer en el poder”, dijo Portillo.

Zelaya, en el gobierno desde 2006 y alineado a la ideología que propugna el presidente venezolano Hugo Chávez, fue destituido el domingo por el ejército con el aval del Congreso, por insistir en realizar una consulta –declarada ilegal por la Corte Suprema– para buscar su reelección.

Los militares lo arrestaron y lo enviaron a Costa Rica.

Zelaya anunció que podría retornar el jueves a Honduras acompañado del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyos cancilleres se reúnen este martes en Washington para analizar el caso hondureño.

El destituido presidente hablará este martes ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

“En Honduras mandaba Chávez y Fidel Castro, y eso no lo podíamos permitir”, dijo por su parte Regina López, de la organización Unidad Hondureña, a la AFP.

“Zelaya no tiene ningún respeto en Honduras, era un títere de Chávez”, continuó. Estados Unidos y el resto de los países de la región deben darse cuenta de que “los hondureños estamos felices y no queremos que restituyan a Zelaya”, agregó.

En Miami y el sur de Florida reside una de las poblaciones más numerosas de hondureños de Estados Unidos.

Son unos 55.000, según el censo de 2007, llegados en su mayor parte en los años 80 a causa de los conflictos con la guerrilla en Centroamérica; y en 1998 tras el huracán Mitch, una tragedia que llevó a Estados Unidos a dar a los hondureños una protección migratoria temporal.

Las organizaciones hondureñas convocaron a una misa el miércoles y organizan una marcha masiva el fin de semana para rechazar el regreso al poder del gobierno destituido.

You must be logged in to post a comment Login