Golpe en Honduras inflige revés a acuerdo comercial entre UE y Centroamérica

BRUSELAS (AFP) – El golpe de Estado en Honduras infligió un revés al Acuerdo de Asociación entre la UE y Centroamérica, que busca sentar las bases para el libre comercio entre ambas regiones, con la suspensión de la ronda de negociaciones prevista la semana próxima, que debía ser la última.

La reunión, programada entre el 6 y el 10 de julio en Bruselas, “se suspende” y la Unión Europea (UE) “esperará hasta que la situación se aclare” en Honduras para proseguir las negociaciones, señalaron el miércoles fuentes diplomáticas europeas.

La decisión de posponer esa ronda de negociaciones fue tomada después de “discutir previamente” esa posibilidad con los embajadores centroamericanos, aseguraron fuentes de la Comisión Europea, que negocia el acuerdo en nombre de la UE, expresando su deseo de celebrar la reunión “lo antes posible”.

Los negociadores confiaban en que la reunión de Bruselas entre la Comisión Europea y Honduras, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador y Guatemala fuera la última para cerrar de aquí a fines de año el Acuerdo de Asociación, que abarca capítulos de libre comercio, políticos y de cooperación.

En principio, la firma del acuerdo se había programado para enero de 2010.

Interrogado por la AFP, el embajador de Honduras en Bruselas, Ramón Custodio Espinoza, dijo que “esperaba” esa decisión, sin aventurarse a pronosticar cuándo se reanudarán las negociaciones.

“No quisiera adelantarme a los acontecimientos, la situación cambia minuto a minuto”, defendió el embajador.

Bruselas confía por su parte en “poder sacar adelante este año” el acuerdo, teniendo en cuenta que “queda muy poco” para finalizar las negociaciones, según las fuentes.

La posibilidad de que éstas continúen sin Honduras “no se ha discutido en ningún momento” puesto que se trata de un Acuerdo “con la región”, agregaron.

Pero la suerte del acuerdo depende ahora de la situación política en Honduras, donde la comunidad internacional ha cerrado filas en torno al presidente depuesto, Manuel Zelaya, y exige su retorno.

El pasado domingo, Bruselas condenó el golpe de Estado, calificándolo de “violación inaceptable del orden constitucional”.

La UE sigue “con atención” los acontecimientos en el país centroamericano y “apoya totalmente los esfuerzos de la Organización de Estados Americanos (OEA) para solucionar la crisis”, dijeron las fuentes.

La OEA dio este miércoles 72 horas a Honduras para reinstalar a Zelaya como presidente, o de lo contrario será suspendida la pertenencia del país al organismo.

Los países de la Unión Europea decidieron paralelamente el miércoles no mantener contactos directos con el nuevo gobierno, mientras que España y Francia llamaron a consultas a sus respectivos representantes.

Zelaya fue derrocado el domingo y expulsado del país por las Fuerzas Armadas, en cumplimiento de una orden judicial para evitar una consulta popular que pretendía reformar la Constitución para incluir la reelección presidencial.

You must be logged in to post a comment Login