Zelaya aplaza viaje de regreso a Honduras

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, aplazó por 72 horas su anunciado viaje de retorno a su país a fin de permitir las gestiones diplomáticas de la OEA tendientes a lograr su reinstalación en el poder.

“La OEA ha pedido 72 horas y vamos a esperar para continuar con el proceso y no entorpecer una labor encomiable”, dijo Zelaya.

El presidente formuló sus declaraciones en rueda de prensa la madrugada del miércoles, tras la adopción de una resolución por la Asamblea General extraordinaria anunciada en las primeras horas de este miércoles luego de casi 12 horas de negociaciones entre los cancilleres.

La resolución da un ultimátum de 72 horas al gobierno de facto de Honduras, encabezado por Roberto Micheletti, para restaurar el orden constitucional quebrantado el domingo cuando Zelaya fue detenido por militares y expulsado a Costa Rica.

De no cumplirse, la Organización de Estados Americanos (OEA), invocando la Carta Democrática Interamericana, procedería a aplicar el artículo 21 y suspender a Honduras del sistema interamericano.

Zelaya había amagado con viajar este jueves a Honduras en compañía del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

Aunque la resolución instruye a Insulza a realizar las gestiones diplomáticas dirigidas a restaurar la democracia, el directivo no precisó plazos y dijo que se trabajaba en afinar estos detalles.

“Vamos a buscar conciliar voluntades para producir un cambio”, indicó Insulza al ser cuestionado al respecto en una conferencia de prensa junto a Zelaya, la madrugada de este miércoles.

Sin embargo, Zelaya reveló que la comisión que viajará a Honduras para llevar a cabo estas gestiones, incluirá también a los presidentes de Argentina, Cristina Fernández y de Ecuador, Rafael Correa, además de cancilleres.

El mandatario rechazó los señalamientos que lo vinculan al trasiego de drogas, y dijo “no tengo una acusación de nada”, y que estas buscan justificar la acción de los militares.

Zelaya defendió además la consulta popular y señaló que si hay objeciones, existen los recursos legales para interpelarla.

Dijo no temer por su vida, y advirtió que “el que tiene temor, mejor que no participe en política”.

El depuesto mandatario hondureño dio a conocer que planea viajar en las próximas horas a Panamá para asistir a la toma de posesión del presidente electo Ricardo Martinelli.

Con respecto a las acciones que tomaría su gobierno contra los golpistas si es restituido, afirmó que Honduras “tiene un sistema jurídico” y que “el presidente no es juez” ni tampoco ejerce influencia sobre el sistema jurídico.

Antes, ante cancilleres y representantes de los 34 países miembros de la OEA, Zelaya advirtió que el golpe de estado que truncó su gobierno fue “un cruento y grosero retroceso” que ha malogrado la imagen del ejército y que ha colocado a los países del hemisferio frente a una nueva amenaza.

“El resurgimiento del estado militar en América es una tragedia para los pueblos de América y para las democracias”, sostuvo el depuesto mandatario,

Al intervenir esta madrugada ante la Asamblea General extraordinaria de la OEA, tras la aprobación de una dura resolución que podría resultar en la expulsión de su país del sistema interamericano, Zelaya dijo que la asonada ha colocado a su país de nueva cuenta en un escenario lastimoso y trágico.

Recordó que hace más de medio siglo Honduras entró a una etapa violenta cuando se produjo el primer golpe de estado contra un gobierno democrático. “Ahora le vamos a tener miedo a los soldados, pero no son culpables los soldados, sino las cúpulas”, concluyó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login