Acusa AI a Israel y Hamás de crímenes de guerra

Londres.- Amnistía Internacional (AI) acusó a Israel y al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) de crímenes de guerra en relación con el conflicto ocurrido a finales de diciembre y principios de enero pasados en la Franja de Gaza.

En su informe titulado “Plomo Fundido: 22 días de muerte y destrucción”, la organización reiteró su llamado a un embargo “total e inmediato” sobre las armas con destino a Israel y Hamás, que controla la Franja de Gaza desde junio de 2007.

Hamás y otros grupos armados palestinos dispararon cientos de cohetes contra el sur de Israel, que mataron a tres civiles israelíes, hirieron a decenas más y obligaron a miles de personas a evacuar sus hogares, señaló la organización.

AI también acusó al Ejército de Israel de haber utilizado a civiles, incluidos niños, como “escudos humanos” al forzarlos a quedarse cerca de las posiciones militares o incluso obligarlos a examinar objetos sospechosos que podían ser trampas explosivas.

Además, denunció a Israel de haber matado a cientos de civiles, no solamente con armas de gran precisión como misiles aire-tierra y bombas guiadas, sino también con disparos de artillería y obuses con dardos y fósforo blanco.

La magnitud e intensidad de los ataques contra Gaza no tuvieron precedentes, pues al menos mil 400 palestinos murieron, incluidos 300 niños, 155 mujeres y 85 hombres mayores de 50 años, además de que más de tres mil viviendas fueron destruidas y unas dos mil sufrieron daños.

“Estos ataques ilegítimos constituyen crímenes de guerra y son inadmisibles”, dijo Donatella Rovera, quien encabezó un delegación enviada por AI a Gaza y el sur de Israel para realizar labores de investigación sobre el terreno durante y después del conflicto.

En su reporte de 117 páginas, que es el primer estudio profundo de ese conflicto de 22 días ocurrido entre fines de 2008 y principios de 2009, AI pide a los Estados del mundo iniciar demandas judiciales por “crímenes de guerra” y que “detengan a los presuntos autores”.

“La comunidad internacional, dirigida por el Consejo de Seguridad de la ONU, debe ejercer toda su influencia para conseguir que Israel coopere plenamente con la investigación de las Naciones Unidas, que es el mejor medio para establecer la verdad”, indicó Rovera.

El informe de AI, basado en datos recogidos por su delegación, documenta el uso por parte de Israel de armas de campo de batalla contra una población civil que se hallaba atrapada en Gaza sin posibilidades de huida.

Amnistía Internacional comprobó que muchas de las víctimas de los ataques no murieron por haberse visto atrapadas entre dos fuegos en el curso de combates, sino porque sus casas fueron bombardeadas.

Exhortó a Israel a abstenerse de llevar a cabo ataques directos, indiscriminados o desproporcionados contra civiles y a poner fin al bloqueo que mantiene sobre la Franja de Gaza, con el que está infligiendo un castigo colectivo a toda su población.

Amnistía Internacional instó a Hamás a renunciar a su política de ataques con cohetes contra centros de población civil de Israel e impida que otros grupos armados realicen tales ataques.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login