Miles de fanáticos darán un último adiós al “rey del pop” en Los Angeles

LOS ANGELES (AFP) – Michael Jackson tendrá el martes una despedida digna de su título del “rey del pop”, una masiva ceremonia fúnebre en un estadio deportivo de Los Angeles, que bajará el telón a la historia de un artista tan brillante como extravagante.

La familia de Jackson anunció el jueves que se distribuirán gratuitamente 11.000 entradas para la ceremonia en el Staples Center, ubicado en una renovada zona turística de la megalópolis estadounidense, lo que acabó con una avalancha de especulaciones periodísticas sobre las honras fúnebres para el ícono musical.

El tributo al artista, fallecido sorpresivamente de un paro cardíaco el 25 de junio a los 50 años de edad, comenzará a las 10H00 locales (17H00 GMT). Los detalles de la ceremonia se revelarán este viernes, informó un comunicado de la firma Sunshine, Sachs & Associates, portavoz oficial de la familia Jackson.

Pero el silencio se mantenía sobre el entierro del cantante que vendió más de 750 millones de discos, aunque versiones señalan que será antes de la ceremonia pública en el cementerio Forest Lawn sobre las colinas de Hollywood.

El legado musical de Jackson es indiscutible, pero su vida personal fue marcada por polémicas, desde su extravagante finca Neverland con zoológico y parque de diversiones propios, intervenciones quirúrgicas que transformaron su rostro y un juicio en 2005 por abuso de un menor del que fue absuelto.

El cantante, a quien se le vio en un video obtenido el jueves por la AFP desbordante de energía y buen ánimo en un ensayo dos días antes de morir cuando preparaba su regreso a los escenarios con una ambiciosa serie de medio centenar de conciertos en Londres, es sobrevivido por las controversias.

Su esposa entre 1996 y 1999, Debbie Rowe, afirmó el jueves que podría pelear la voluntad de Michael de dejar a sus tres hijos al cuidado de su abuela.

“Yo quiero a mis hijos”, dijo Rowe en una entrevista con una emisora local de NBC, en referencia a Prince Michael, de 12 años, y Paris, de 11, aunque no descartó pedir también la tutela de Prince Michael II, de 7 años, hijo de una madre sustituta, para evitar separar a los hermanos.

El abogado de Rowe, Eric George, aclaró que su cliente todavía “no ha llegado a una conclusión final con respecto a los procedimientos de custodia”.

Desde la muerte de Jackson, sus tres hijos se encuentran en la casa de la familia en Los Angeles, propiedad del patriarca Joe Jackson, que mantuvo con su hijo Michael una relación tormentosa y a quien Rowe dijo que quiere mantener a raya de los niños a través de una orden de alejamiento.

Según un testamento de 2002 revelado el miércoles, el “rey del pop” encargó a su madre Katherine Jackson, de 79 años, la suerte de sus tres hijos y en caso de su desaparición, a su amiga la cantante Diana Ross (65 años).

Rowe renunció a sus derechos parentales, tal y como mostraron documentos publicados cuando se divorció de la estrella, pero en 2006 recuperó algunos de ellos.

La saga judicial continúa el lunes 13 de julio con una audiencia en la corte de Los Angeles sobre la custodia temporal de los niños.

El cuerpo de Jackson podría ir a parar a Neverland, a 150 km al noroeste de Los Angeles, según señaló el jueves el hermano del artista Jermaine, para que la finca emule a Graceland, donde descansa Elvis Presley en Memphis.

Por lo pronto, los fanáticos del “rey del pop” recibieron una buena noticia: su última residencia en Los Angeles será comprada por el diseñador francés Christian Audigier para convertirla en un lugar de recuerdo abierto al público.

La muerte de Jackson, ocurrida en circunstancias que aún no están claras, ha sido llorada por fanáticos en todo el mundo y provocó reacciones de duelo de los más variados personajes, desde políticos hasta artistas, en recuerdo del cantante que cambió el rostro de la música en sus casi 40 años de carrera.

You must be logged in to post a comment Login