Sólo fanáticos con entrada asistirán a despedida de Jackson (autoridades)

LOS ÁNGELES (AFP) – Autoridades de la ciudad de Los Angeles pidieron a los fanáticos sin entradas para la ceremonia fúnebre de Michael Jackson del martes ver el evento desde sus casas, ante el temor de que una avalancha de personas cree el caos al tratar de despedir al “rey del pop”.

Para los que no posean una entrada para el evento en honor al astro musical fallecido el 25 de junio, previsto en el estadio Staples Center del centro de Los Angeles, “la mejor opción es verlo desde su casa”, advirtió Jan Perry, de la alcaldía de la megalópolis estadounidense, en rueda de prensa.

Los organizadores del acto conmemorativo anunciaron que se sortearán 11.000 entradas para la ceremonia en el Staples Center, y otras 6.500 adicionales para verlo en pantallas gigantes en el Nokia Theater, entre fanáticos que se registren en la página web del estadio deportivo.

“Debido a la esperada abrumadora demanda, se han instaurado los siguientes procedimientos para registrarse para las entradas. (…) Se aceptará sólo una petición por persona. Registrarse no garantiza un ticket. Dos entradas serán otorgadas al azar a cada asistente. Oferta válida sólo para residentes de Estados Unidos”, indica el sitio online.

“Si no tienen una entrada, si no tienen una credencial, no solamente no podrán entrar a estos locales, si no que no se les permitirá entrar a esta área”, subrayó un portavoz del cuerpo de policía de Los Angeles, Earl Paysinger.

“Llamo a todos los fanáticos de Michael Jackson a aprovechar la transmisión en vivo por televisión”, dijo Paysinger.

Durante la rueda de prensa, el presidente de la empresa que organiza el evento, AEG, Tim Leiweke, afirmó que “no habrá una procesión fúnebre” ese día, pero no despejó las dudas sobre dónde será enterrado el “rey del pop”.

Versiones periodísticas indican que el cantante que vendió 750 millones de discos podría ser enterrado el martes en el cementerio Forest Lawn en las colinas de Hollywood, antes del multitudinario evento del Staples Center.

La inesperada muerte del cantante a los 50 años, cuando preparaba su regreso a los escenarios tras una larga ausencia, ha sido llorada por fanáticos en todo el mundo.

Algunos reportes señalaban que un millón de personas podría llegar a Los Angeles para la ceremonia del martes, lo que supondría una pesadilla logística para las autoridades.

You must be logged in to post a comment Login