Insulza: autoridades hondureñas “no tienen disposición” para revertir golpe

TEGUCIGALPA (AFP) – El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, aseguró que las nuevas autoridades hondureñas no tienen “disposición” para restituir al presidente Manuel Zelaya, por lo que el país se encamina a la suspensión del organismo.

“Lamento decir que de mi gestión no se desprende que exista disposición para hacer esto”, admitió en conferencia de prensa después de haberse reunido con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jorge Rivera, el cardenal Oscar Andrés Rodríguez, candidatos presidenciales, y representantes de partidos políticos y organizaciones sociales en la tarde del viernes.

“Nosotros consideramos que ha habido golpe de Estado y una ruptura grave de la institucionalidad democrática de Honduras y nosotros queremos pedir que esa situación sea revertida”, zanjó el chileno.

Insulza aseguró que este sábado informará a la Asamblea General de la organización y que ésta adoptará las “decisiones que estime convenientes”.

La OEA dio el martes un ultimátum de 72 horas a Honduras para restituir en el poder al presidente Zelaya, so pena de aplicarle el artículo 21 que contempla la suspensión de un país que inclumpla la carta democrática interamericana.

El presidente designado por el Congreso hondureño, Roberto Micheletti, anunció el jueves que para resolver la crisis no se opondría a un avance de las elecciones generales, previstas para el 29 de noviembre.

Pero Insulza, que llegó el viernes en un avión de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), descartó ese gesto y recordó que el conflicto político no está creado por la fecha de las elecciones.

“El conflicto jurídico”, dijo, “es por la violación flagrante de la carta democrática interamericana y por la ruptura del orden constitucional en Honduras”.

La suspensión del club de naciones democráticas del continente le supondrá a Honduras el aislamiento internacional y sobre todo, ser cortada de los créditos internacionales que tanto necesita para mejorar su desarrollo.

También advirtió a las nuevas autoridades que incluso si celebran elecciones democráticas la vuelta a la organización no será “automática”. “La suspensión en la carta (democrática) es al Estado, no es al gobierno”, sostuvo.

A las autoridades golpistas de Tegucigalpa, que insisten en considerar que la destitución de Zelaya fue una “sucesión democrática”, Insulza les espetó: “Yo no sé cómo llaman ustedes cuando un grupo de militares, mandado por militares, en un operativo militar, saca a un presidente, lo sube a un avión militar y lo saca a otro país. Esto es un golpe militar”.

Ante la “polarización”, la “división” y la “tensión” que embarga a la sociedad hondureña, Insulza hizo un llamado a la prudencia y al diálogo político “pero para eso se tiene que restablecer la institucionalidad”, concluyó.

You must be logged in to post a comment Login