Ahora depende de nosotros, los salvadoreños

Por Raúl Vázquez *

Actualmente Honduras vive momentos de tensión política ya que la Corte Suprema de Justicia ordenó al Poder Ejecutivo que reinstale en su puesto a un alto militar. El gobierno de Manuel Zelaya se opone a cumplir dicha orden y aduce que sectores de derecha han planificado el Golpe de Estado.

(http://www.lapagina.com.sv/nacionales/11646/2009/06/26/El-Salvador-lamenta-situacion-politica-en-Honduras)

Aunque he estado con muchas ocupaciones, no por eso pensando poco en el Pulgarcito de América, como dijo la prestigiosa poeta suramericana [Gabriela Mistral].

Hace días leí esta noticia en el Diario Digital de Noticias, y he pensado mucho en nuestro país vecino, en la incertidumbre que vive, esa zozobra e inestabilidad política y constitucional. Esa orfandad política que ha provocado un grupo interesado, esos mismos sectores de derecha que siempre buscan sus beneficios e intereses propios.

Esa misma historia también la hemos vivido los salvadoreños. Hemos sobrevivido y nuestros valientes han luchado y derramado su sangre para que ahora tengamos el gobierno que tenemos.

Pensando en lo nuestro y en los nuestros, pensando desde la diáspora en las palabras de nuestro actual presidente: “Ahora depende de nosotros” .

Pero, ¿qué es lo que depende de nosotros?.

Ahora depende de nosotros, de cada salvadoreño, no permitir bajo ningún punto de vista que los sectores de derecha hagan algo igual, parecido o similar de lo que esta pasando en nuestra hermana República de Honduras.

Ahora depende de nosotros estar vigilante con el presidente de la Asamblea Legislativa.

Ahora depende de nosotros tener los ojos bien abiertos con los siempre corruptos de derecha, esos que casi han matado a nuestro pueblo con promesas falsas, mentiras de todo tipo, esos empresarios que mantienen el poder financiero.

Ahora depende de nosotros que no quede piedra sobre piedra de la corrupción.

Ahora depende de nosotros colocar a los mejores hijos de nuestra patria en las posiciones claves de poder e influencia, hijos de la patria honestos, sinceros, transparentes, trabajadores, desinteresados en buscar ganancias propias y mas bien interesados en sacar adelante a nuestro país.

Ahora depende de nosotros reinventar la patria e impedir que este proceso lo bloqueen sectores de derecha con golpes de estado.

Ahora depende de nosotros hacer justicia con aquellos que entorpecieron la salud del pueblo, negando las medicinas, permitiendo altos costos en los medicamentos y pretendiendo privatizar la salud.

Ahora depende de nosotros hacer justicia con aquellos que permitieron, accedieron, se complacieron y consintieron plazas fantasmas y cobros de altos salarios sin trabajar legalmente, mientras muchos ciudadanos estaban sin empleo, sin cobrar lo mínimo.

Ahora depende de nosotros hacer justicia para hacer reintegrar al estado lo que le fue robado en fiestas, favores, representaciones, asignaciones y mil injusticias más.

Ahora depende de nosotros hacer justicia con los que diseñaron y aprobaron el supuesto plan de austeridad para dar espacio al plan del derroche.

Ahora depende de nosotros hacer justicia y aplicar la ley con aquellos que silenciaron al justo, al pobre que clamaba por un pedazo de pan, al que pedía un trabajo, que asesinaron y siguen libres.

Si, ahora depende de nosotros apoyar a los que nos gobiernan y pedir protección de los malos y bendición de Dios para ellos.

Ahora depende de nosotros, hacer lo más importante: clamar a Dios de todo corazón, clamar al Justo.

“Si mi pueblo se humillare (a Dios) sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces y yo oiré desde los cielos, y perdonare sus pecados, y sanare su tierra”. (2 C r. 7:14)

Ahora depende de nosotros la sanidad de nuestra patria, nuestra tierra.

Ahora depen

You must be logged in to post a comment Login