Érase una vez… un raro Michael Jackson que la muerte convirtió en leyenda

LOS ÁNGELES (AFP) – Érase una vez un cantante llamado Michael Jackson, que en pleno declive de una carrera que le valió el título del ‘Rey del Pop’, murió a los 50 años y al que este martes el mundo despide en un evento retransmitido por televisiones e internet con los epitafios de una leyenda.

Casi dos semanas después de la trágica muerte de Jackson, Estados Unidos se quiere levantar este martes sólo para ver cómo se da el último adiós al torturado músico que marcó hitos universales para la música en sus 40 años de carrera.

Un servicio fúnebre para la familia está previsto en el cementerio Forest Lawn en las colinas de Hollywood a las 08H00 locales (15H00 GMT) de este martes, dos horas antes de un homenaje masivo en el Staples Center de Los Ángeles, que presenciarán en vivo los ganadores de una complicada lotería.

Aunque la familia no ha querido confirmar los detalles de la despedida privada para el intérprete de ‘Thriller’ y después de que el viernes los organizadores del homenaje público descartaron una procesión fúnebre, a horas de decir adiós a Jackson lo único que se sabe con certeza es que grandes estrellas lo recordarán en el estadio del Staples Center.

Los jugadores de baloncesto Kobe Bryant y Magic Johnson, la actriz Brooke Shields, el reverendo Al Sharpton, Martin Luther King III, así como los cantantes Usher, Stevie Wonder, Mariah Carey, Jennifer Hudson y el fundador del sello Motown de los Jackson Five, Berry Gordy, asistirán como oradores a este homenaje, anunció la familia Jackson en un comunicado.

“La máscara era Michael”; “¿Cómo era la vida del rey?”; “Michael Jackson, larga vida al Rey”; “El juguete más roto del pop”, son algunos de los títulos en los especiales que la prensa en español ha dedicado a este artista, cuya muerte súbita de un paro cardíaco el 25 de junio ha sido portada en todo el mundo.

“Nunca me esperé esto”, decían incrédulos los ganadores de la lotería de 17.500 entradas para asistir al homenaje a Jackson, que compararon su suerte con la de los niños de ‘La fábrica de chocolate’ al obtener dos pases para el tributo posterior al funeral del ‘Rey del Pop’.

Cientos de millones de fans alrededor del mundo se preparaban para sintonizar la despedida a su ídolo que será transmitida por cadenas de televisión de decenas de países.

Las redes sociales en internet Facebook y MySpace prometían colgar vídeos para sus usuarios del evento que está marcando un hito en la cobertura en línea, al aliarse con medios tradicionales como CNN Live para brindar testimonio inmediato de un homenaje que podría dejar pequeñas las cifras de audiencia de los sepelios de la princesa Diana o de Elvis Presley.

El cementerio Forest Lawn, donde la alcaldía angelina dijo que descansarían los restos de Michael Jackson, acoge a muchas de las principales leyendas de Hollywood, pero es un recinto particularmente sobrio a casi 20 kilómetros del pabellón deportivo Staples Center donde tendrá lugar el evento público.

Este camposanto sería el destino final de Jackson, a quien en un primer momento su familia quiso dar sepultura en su famosa hacienda de Neverland, aunque algunos medios especulan con la posibilidad de que la familia finalmente opte por esparcir las cenizas del artista en esa finca de fantasía.

El artista cuya transformación física casi monstruosa quedará grabada en su biografía, opacando sus innovaciones en los videos musicales y su récord histórico de 750 millones de discos vendidos, es sobrevivido por sus dos padres, Katherine y Joe, ocho hermanos y tres hijos, de 12, 11 y 7 años.

También le sobrevivirán los expedientes de sus escándalos por supuesta pedofilia así como dos posibles peleas judiciales por la tutela de sus hijos mayores, Prince Michael y Paris, con su ex esposa Debbie Rowe, así como el control de su herencia, que el lunes fue retirada de su madre para quedar en manos de dos albaceas previstos en el testamento de 2002 del icono pop.

You must be logged in to post a comment Login