Fracasa estrategia china de censura en Xinjiang

Por Heriberto Araújo.

Urumqi, China.- Las protestas espontáneas de uigures lanzaron por tierra la campaña del gobierno chino para dar a conocer su versión de la crisis actual, según la cual la minoría étnica sería culpable de los 156 muertos de la revuelta.

Autoridades locales, que mantienen una censura en Internet y en el resto de las comunicaciones, organizaron este martes una visita para los periodistas a fin de que constataran “lo sucedido en los barrios donde se produjeron los incidentes el domingo pasado”.

Una caravana de siete minibuses escoltada por vehículos de la policía llevó a los periodistas a la zona cerca del Gran Bazar, bloqueada por las fuerzas de seguridad y donde reside la mayoría de los uigures, la etnia musulmana.

En el lugar los informadores pudieron observar comercios, pertenecientes a la etnia Han, destruidos supuestamente por manifestantes uigures, mientras algunos testigos comentaban lo sucedido.

Una hora después, cientos de mujeres uigures salían de manera espontánea a las calles para protestar, aprovechando la presencia de los informadores, por la represión que llevaron a cabo las autoridades la víspera.

“No sé dónde está mi marido ni mi hijo. Ayer vinieron miles de policías y se los llevaron a todos casa por casa. No sé nada de ellos”, denunció una mujer, entre sollozos y gritos.

La manifestación acaparó la atención inmediata del centenar de periodistas, lo que motivó a las manifestantes a agruparse y a marchar contra los miles de cuerpos de seguridad.

“Alá es grande, o Xingjiang no es China”, gritaban las manifestantes, muchas de ellas con bebés en los brazos, mientras avanzaban contra las fuerzas del orden.

El Ejército y la policía antidisturbios aisló a las manifestantes y se vivieron momentos de tensión en los que dos mujeres se desvanecieron y al menos un manifestante fue detenido, constó Notimex.

Los oficiales del gobierno, que hasta entonces habían permitido a los periodistas trabajar con cierta libertad, obligaron a los informadores a subir a los autobuses y abandonar el lugar con toda prisa, sin que se conociera de primera mano el desenlace de la protesta.

Al menos una periodista francesa fue agredida por un miembro del Ejército, constató Notimex.

“Lo hacemos por su propia seguridad”, indicó un oficial vestido de civil, aunque no se ha registrado ningún incidente contra los periodistas extranjeros por parte de la minoría uigur.

Las protestas de Urumqi, la capital de Xingjiang, provincia donde reside la minoría étnica musulmana de los uigures, han provocado un nuevo “apretón” del gobierno en su obsesión por controlar la información.

Unicamente un hotel de la ciudad dispone del servicio de Internet y la conexión sólo es posible en una sala de prensa que es insuficiente para los más de 100 periodistas desplazados al lugar.

“Estamos controlando el acceso a Internet en Urumqi para prevenir que la disidencia utilice la red para seguir instigando las protestas”, justificó el secretario general del Partido Comunista de China en Urumqi, Li Zhi.

Cancela presidente chino asistencia a G-8 por situación en Urumqi

Pekín.- El presidente chino Hu Jintao terminó de manera adelantada su visita a Italia y regresó a su país debido a la situación que impera en la región autónoma de Xinjiang, informó un despacho de la agencia Xinhua.

Hu tomó la decisión una vez que había cerrado la visita de Estado a Italia y cuando se preparaba a intervenir en la cumbre de las naciones más industrializadas del mundo (G-8), a la cual China ha sido invitada desde las últimas ocasiones por su papel como economía emergente.

Xinhua agregó en un despacho fechado este miércoles en la ciudad italiana de Florencia, que el Consejero de Estado, Dai Bingguo representará al mandatario en los trabajos en la central ciudad de L”Aquila.

El presidente de la nación asiática tenía previsto realizar una visita de Estado a Portugal luego de su participación en los trabajos del G-8, la cu

You must be logged in to post a comment Login