Michael Jackson deja al mundo en duelo y con acertijos por resolver

LOS ÁNGELES (AFP) – La despedida pública a Michael Jackson dejó al mundo en duelo y con varios acertijos por resolver: la causa de su muerte, su lugar de sepultura, la suerte de su herencia, sus supuestas deudas y el destino de tres huérfanos que salieron a la luz para redimir al “mejor padre”.

El 25 de junio el corazón de Michael Jackson se detuvo a sus 50 años y paralizó los cinco continentes del planeta en un fenómeno global extraño, de esos que propicia el mundo del espectáculo, como la muerte del cantante Elvis Presley en 1977 o de la princesa Diana en 1997.

Un día después de un homenaje emotivo, valorado en unos cuatro millones de dólares por la ciudad de Los Angeles, el destino de sus restos es el gran misterio tras la publicación de un acta de defunción que da la causa de su muerte por “prorrogada”.

El documento fue emitido por el condado de Los Angeles y nombra a su hermana LaToya Jackson como quien proporcionó la información del difunto: Raza: negra; Ocupación: músico; Tipo de Trabajo: artista; Años de Carrera: 45 y especifica que el cementerio donde fue velado el martes en la mañana, el Forest Lawn Cemetery, era una disposición “temporal” de su cuerpo.

Los aspectos más complicados de su vida empezaron a zanjarse en los tribunales. Se ordenó que la herencia del cantante pasara a manos de dos albaceas nombrados en su testamento de 2002 y Katherine Jackson quedó a cargo de cuidar a sus tres niños hasta que una razón de fuerza mayor los deje bajo la tutela de su amiga la artista Diana Ross.

Después de que cientos de millones de televidentes vieran el ataúd dorado cubierto de rosas rojas salir de la mano de los hermanos de Michael del Staples Center de Los Angeles, en un homenaje que provocó el intercambio de hasta 6.000 mensajes por minuto solamente en la transmisión de CNN a través de la red Facebook, se especula incluso que hubo una urna como señuelo para despistar a medios y fanáticos del camposanto del Rey del pop.

En trece días las biografías de la superestrella que impuso una banda sonora a la década de los 80, han destacado su talento pero también redundado en sus extravagancias y transformación física.

Sin embargo el martes, en el homenaje en el estadio angelino, el “Jackson raro”, el “Rey pop de las mil caras”, fue recordado como el más sensible por amigos y una familia unida frente a los tres hijos que el cantante paseaba celosamente con máscaras.

“Desde que nací, papi fue el mejor padre que se puedan imaginar y sólo quería decir que lo quiero mucho”, dijo Paris, de 11 años, antes de romper en llanto y ser abrazada por su tía Janet Jackson en el cierre de la ceremonia.

Estrellas del deporte, del espectáculo y líderes de la comunidad negra resaltaron las cualidades del “Mike” “amigo, artista, esa persona cariñosa, divertida que amaba la vida”, como dijo su ex novia de juventud, la actriz Brooke Shields.

El reverendo Al Sharpton fue más allá y, emocionado, espetó: “Quiero que sus tres hijos lo sepan: su padre no tenía nada de raro. Su padre tuvo que enfrentarse a cosas raras, pero las enfrentó”, señaló el militante de derechos cívicos a los hijos de la estrella, sentados en la primera fila.

La fama de Michael Jackson se deterioró a raíz de sus repetidas cirugías estéticas, excentricidades y juicios por pedofilia, de los cuales fue absuelto.

Pero el miércoles los titulares sobre el magnífico adiós se interrumpían con las últimas noticias sobre las investigaciones más sórdidas de una vida rara.

Su dermatólogo, Arnold Klein, negó ser parte del grupo de cinco médicos que la Policía de Los Angeles está interrogando en su investigación sobre el papel de medicinas fuertes en el paro cardiaco que mató a Jackson.

“He dicho que cualquier persona que convierta a alguien en adicto o dé sustancias potencialmente peligrosas directamente para que las use, como Propofol, es criminal”, dijo Klein al programa “Good Morning America” de la cadena estadounidense de televisión

You must be logged in to post a comment Login