The Washington Post investiga cenas pagadas

El diario The Washington Post inició una investigación interna para asegurar que su política de negocios no comprometa su ética periodística tras el anuncio de la realización de eventos privados pagados.

La semana pasada se dio a conocer que el rotativo planeaba la realización de cenas privadas en la casa de la editora Katherine Weymouth con la participación de políticos y periodistas.

Las discusiones de esas reuniones no serían para su publicación (off the record) y se buscaba que un patrocinador contribuyera con 25 mil dólares para asegurar la realización del evento.

Weymouth canceló las cenas luego de la publicación de un folleto en el que se promovía el primer evento como “una oportunidad no confrontacional de influenciar políticos”.

La víspera, “Weymouth nombró al abogado del periódico Eric Lieberman para revisar las discusiones que llevaron a la controversia”, indicó el diario.

El diario capitalino indicó también que una investigación paralela ya la realizan los Marcus Braucheli y Milton Coleman, “destinada a evitar otro episodio que pudiera dañar la reputación del periódico”.

Weymouth, nieta de la ex directora general Katherine Graham, habría dicho que ella no aprobó el folletín y en carta abierta pidió disculpas al personal del diario el pasado fin de semana por la controversia causada.

Al deslindarse del promocional, los editores indicaron que “distorsionó la intención de las reuniones”.

La crisis económica por la que atraviesan los mayores diarios estadounidenses tanto en sus ediciones impresas como en sus versiones en Internet les han llevado a buscar nuevas fuentes de ingreso.

Aun cuando realizan reuniones similares a las planeadas por el The Washington Post, otras publicaciones como The Wall Street Journal, The New York Times, The Economist, The New Yorker y Newsweek organizan eventos en los que participan sus periodistas.

Pero dichos encuentros son abiertos al público y se tiene la libertad de reportar las declaraciones.

Académicos han criticado que el rotativo arriesgue su buen nombre periodístico al “entregar” a aquellos con capacidad de decisión en el gobierno a promotores que quieren influenciarlos mientras se limita el acceso al público.

El primer evento organizado por el diario capitalino incluía gente relacionada con la reforma de salud en Estados Unidos y tendría como promotor a una de las mayores aseguradoras médicas (Kaiser Permanente) como único patrocinador.

Weymouth y Brauchli habrían declarado que preferían que hubiera varios patrocinadores para “diluir” la influencia de uno sólo en particular.

En tanto, el diario señaló que Charles Pelton contratado como ejecutivo de mercadotecnia y responsable de la publicación del folletín promocional continúa trabajando para el periódico como gerente de conferencias y eventos.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login