Recupera capital de Xinjiang relativa normalidad

Por Heriberto Araújo.

Urumqi, China.- Las calles de Urumqi recobraban la normalidad con la apertura de comercios y la disminución de los enfrentamientos interétnicos, mientras Pekín proseguía su escalada verbal y advertía de un “castigo severo” para líderes de la revuelta. Unos 20 mil miembros de las fuerzas de seguridad seguían patrullando las calles de la capital provincial de Xinjiang para evitar choques entre la etnia han y la uigur como los de los últimos cuatro días, que han cobrado la vida de 156 personas, según el balance oficial. De acuerdo a cifras de los uigures en el exilio, el balance de muertos se elevaba este jueves a 800.

La ciudad vive una relativa calma con momentos esporádicos de tensión, en choques aislados entre uigures y han o entre alguna de las etnias y la policía, constató Notimex. En tanto, Pekín, que ayer advirtió que aplicará la pena de muerte a todo aquel que sea culpable de asesinato, prometió este jueves un “castigo severo” a los instigadores de la revuelta.

El Comité Permanente del Partido Comunista de China –la mayor instancia política del país- se reunió el miércoles por la noche de urgencia, tras la llegada del presidente Hu Jintao, que abandonó apresuradamente Italia, donde debía participar en la cumbre del Grupo de los Ocho.

Pekín admitió que la “labor más importante y apremiante” es devolver la estabilidad a la región autónoma que cuenta con una población de 20 millones de personas. La comunidad internacional condenaba el uso de la violencia y pedía al gobierno chino que demuestre prudencia a la hora de poner fin a los incidentes. El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, condenó este jueves las “atrocidades” cometidas en Xinjiang al parecer contra la minoría uigur, con quien Ankara mantiene vínculos culturales. Señaló que su país pedirá que la cuestión sea abordada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El ministro de Industria y Comercio, Nihat Ergun, llegó incluso a evocar el boicot de los productos chinos para protestar por la supuesta represión por parte de las fuerzas de seguridad. “Los consumidores que compran un producto tienen que preguntarse si el país productor respeta o no los derechos humanos”, dijo la fuente, citada por la agencia de prensa Anatolia. Debido a la proximidad cultural entre turcos y uigures, cuyas lenguas comparten la misma raíz, Turquía es refugio para numerosos exiliados uigures, aunque Ankara no apoya la independencia de la región autónoma, que ocupa una sexta parte del territorio total chino y es rica en hidrocarburos.

Los de Xinjiang son los peores incidentes que vive China desde la revuelta de Tiananmen en 1989, y el levantamiento se produce apenas un año después de la revuelta del Tíbet el 14 de marzo de 2008, donde las diferencias entre tibetanos y Han fueron también el detonante del conflicto. Xingjiang, situado en la frontera con Asia Central, es una de las regiones más pobres de China y cuenta con 8.3 millones de uigures.

Subraya especialista chino importancia petrolera de Xinjiang

Urumqi, China.- La región autónoma de Xinjiang, cuya capital fue escenario en los últimos días de incidentes interétnicos, es clave para Pekín, ya que posee una tercera parte de las reservas de petróleo del país, dijo un experto a Notimex. “Una quinta parte de los 180 millones de toneladas de petróleo que produce China proviene de Xinjiang”, explicó el profesor Jin, de la Universidad China del Petróleo de la provincia de Shandong, situada al noreste del país.

“Pero la importancia de la región será mucho mayor en el futuro, porque posee una tercera parte de las reservas totales de China”, agregó la fuente. Jin precisó que Pekín ha incrementado en los últimos años la inversión en la región con el objetivo de desarrollar la industria del petróleo para alimentar el consumo de la tercera economía mundial. “El Gobierno destina muchos recursos al desarrollo de la industria del petróleo en Xinjiang”, señaló la fuente, que precisó que el r

You must be logged in to post a comment Login