Periódico de Berlusconi critica “grosería” de Carla Bruni-Sarkozy en el G8

ROMA (AFP) – Il Giornale, el periódico de la familia Berlusconi, criticó el viernes la “grosería” de la esposa del presidente francés, Carla Bruni-Sarkozy, por haberse desmarcado del programa oficial de las mujeres de los dirigentes participantes en la cumbre del G8.

“La señora Sarkozy desertó, sin vergüenza, todos los encuentros, desde el organizado con el Papa hasta el llevado a cabo con las víctimas del sismo”, que azotó L’Aquila (centro de Italia) el 6 de abril, escribe el diario de la familia del jefe de gobierno italiano, Silvio Berlusconi.

“Alguien debería decirle a la ‘première dame’ (en francés en el texto original) que el esnobismo a la potencia X, entre nosotros se llama grosería”, prosigue el periódico en referencia a la decisión de la cantante y ex modelo de desmarcase del programa oficial organizado para las esposas de los dirigentes presentes en la cumbre del G8 en L’Aquila.

Carla Bruni-Sarkozy decidió viajar a Italia el jueves por la noche y, por lo tanto, no asistió al encuentro de varias esposas de los dirigentes del G8 con el papa Benedicto XVI, el miércoles.

La primera dama francesa tampoco participó en la visita colectiva que el mismo grupo realizó el jueves por la mañana a las víctimas de L’Aquila, donde el terremoto dejó 299 muertos, miles de heridos y decenas de miles de damnificados.

Bruni-Sarkozy ya había anunciado su intención de visitar a las víctimas de L’Aquila el viernes.

Durante su visita, anunció una donación de Francia de 3,2 millones de euros para la reconstrucción de la cúpula de la iglesia de Santa María del Sufragio, en el centro de L’Aquila.

“Estoy muy contenta por poder anunciar que Francia se hará cargo de la mitad de las obras de reconstrucción de la cúpula”, declaró la primera dama francesa.

La esposa de Nicolas Sarkozy precisó que, “por el momento, la evaluación de las obras es de 6,5 millones de euros. Francia donará 3,2 millones”.

Nueve países anunciaron durante la cumbre del G8, que termina este viernes, su participación en la reconstrucción de 45 monumentos dañados, para los que se necesita un presupuesto de unos 300 millones de euros.

Interrogada sobre los comentarios de Il Giornale, Carla Bruni-Sarkozy explicó no haber “querido diferenciarse de las otras primeras damas”.

“Sencillamente es que mi marido nunca me pide que asista a reuniones de trabajo, a las grandes cumbres internacionales”, señaló.

También confesó no sentirse herida por los términos usados por el diario para criticarla.

“Oh no, nunca me hieren los comentarios de la prensa”, antes de precisar que si los medios no comprenden su comportamiento, eso es algo “recíproco”.

La prensa italiana, sobre todo de derecha, ha criticado duramente a Carla Bruni-Sarkozy, que es de origen italiano, por su apoyo al ex terrorista de izquierda Cesare Battisti, refugiado en Brasil y cuya extradición exige Roma.

Il Giornale carga tintas contra la esposa de Sarkozy e ironiza sobre su “voz de terciopelo”, si bien reconoce que “siempre ha estado muy atenta a la causa de los desheredados”.

“Pero con el comportamiento (de Carla Bruni-Sarkozy en el G8), incluso la caridad apesta. No apesta por el izquierdismo (de la primera dama); apesta en realidad de simple protagonismo”, prosiguió el periódico.

Carla Bruni-Sarkozy “quizás sólo quería verdaderamente parecer la más buena de la cumbre y, en cambio, con sus actos, sigue siendo lo que es. Sólo la que está más buena”, finaliza el diario en un juego de palabras entre “buona”, que significa buena, y “bona”, como familiarmente se dice de las mujeres guapas.

La esposa de Nicolas Sarkozy es embajadora del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria.

En un artículo aparecido el miércoles en el diario británico The Guardian, Carla Bruni-Sarkozy hizo un llamamiento a los líderes del G8 para que no recorten sus ayudas a los programas sanitarios en Africa pese a la cris

You must be logged in to post a comment Login