Burris no buscará reelección en el Senado

Chicago.- El senador por Illinois, Roland Burris, anunció su decisión de no contender para un periodo completo en el cargo que actualmente cubre, el cual perteneció al ahora presidente Barack Obama.

Burris llegó al puesto por decisión del ex gobernador Rod Blagojevich, en medio de un escándalo de corrupción federal.

El senador explicó que había decidido no participar en las elecciones primarias del 2 de febrero próximo para designar al candidato demócrata a la vacante senatorial, debido a que no cuenta con recursos económicos suficientes para financiar su campaña.

Expresó que prefería ocupar su tiempo en atender las necesidades de la población del estado en lugar de buscar fondos. Algunos medios enfatizaron este viernes que en los primeros tres meses del año Burris sólo obtuvo 845 dólares para su campaña y arrastraba deudas por 111 mil dólares.

Con el anuncio de Burris y la reciente decisión de la procuradora Lisa Madigan de no contender por la posición en el Senado, el camino queda libre para el tesorero del estado y amigo cercano del presidente Obama, Alexi Giannoulias, quien ha logrado reunir más de 1.8 millones de dólares en fondos para su campaña.

El otro candidato, que podría tomar fuerza si se decide a contender, es el empresario Christopher Kennedy, hijo del fallecido senador Robert Kennedy, quien en mayo pasado anunció su deseo de buscar la candidatura demócrata, pero aún no lo hace oficial.

La tercera aspirante es Cheryle Jackson, presidenta de la Liga Urbana de Chicago, mientras que por los republicanos sólo hay un candidato a la fecha, el congresista Mark Kirk.

Al inicio de la conferencia, Burris dijo que regresaba al lugar donde inició su viaje político en 1978, “de nuevo al sur de Chicago, de nuevo a mi comunidad y a mi distrito electoral para anunciar, amigos que no seré un candidato en la elección del 2010 al Senado de Estados Unidos”.

Burris habló en un hotel del sur de la ciudad ante jóvenes afroamericanos que le pedían a gritos que entrara a la contienda, y agradeció a su comunidad el fiel apoyo que le han otorgado, a pesar del escándalo en el que involuntariamente se vio envuelto y que es el culpable de la pérdida drástica de popularidad.

El político de 71 años fue el primer afroamericano en llegar a un puesto público de importancia en Illinois, como procurador general y como contralor del estado.

En diciembre del año pasado aceptó la designación para cubrir la vacante de Obama, que hizo el anterior gobernador Rod Blagojevich, el cual tenía menos de un mes de haber sido detenido y acusado de corrupción federal al intentar vender esa posición al mejor postor.

Burris sufrió una humillación cuando el Senado le impidió asumir su cargo y le puso como condición que testificara en el juicio político que se le siguió a Blagojevich, el cual terminó en su destitución como gobernador, a fin de aclarar cómo es que obtuvo el cargo en el Senado.

Casi un mes después, cuando la tranquilidad parecía haber regresado y se preparaba para una gira de acercamiento con la población del estado, fue acusado de perjurio.

Esto por omitir en una de sus declaraciones juradas, realizadas en el juicio contra Blagojevich, que había conversado con el hermano del gobernador y recaudador de fondos de campaña.

El mes pasado, la Corte de la ciudad de Sangamon, Illinois, determinó que no había suficientes pruebas de que Burris había incurrido en perjurio, pero la investigación continúa en el Comité de Etica del Senado federal. Burris entregará su cargo en enero de 2011.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login