CIDH mantiene competencia sobre Honduras tras suspensión

 

Tras la suspensión de Honduras de su derecho a
participar en la OEA, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)
mantiene competencia para promover la observancia y la defensa de los derechos
humanos en el país.

Honduras firmó la Declaración Americana sobre los
Derechos y los Deberes del Hombre, y en 1977 ratificó la Convención Americana
sobre Derechos Humanos. La suspensión de Honduras del ejercicio de su derecho
de participación en la Organización de los Estados Americanos (OEA), decidida por
la Asamblea General Extraordinaria de la OEA a través de una resolución
adoptada el 4 de julio de 2009, no modifica las obligaciones contraídas por
Honduras al firmar la Declaración y la Convención. De hecho, en esta resolución
la Asamblea General resolvió:

“Reafirmar que la República
de Honduras deberá continuar observando el cumplimiento de sus obligaciones
como miembro de la Organización, en particular en materia de derechos humanos,
e instar a la Comisión Interamericana de Derechos humanos a que continúe
adoptando todas las medidas necesarias para la tutela y defensa de los derechos
humanos y las libertades fundamentales en Honduras”.

Asimismo, el artículo 21 de la Carta Democrática
Interamericana, donde se establece el procedimiento de suspensión de un país
miembro ante la ruptura del orden democrático, establece que: “El Estado
Miembro que hubiera sido objeto de suspensión deberá continuar observando el
cumplimiento de sus obligaciones como miembro de la organización, en particular
en materia de derechos humanos.”

Desde el golpe de Estado, la CIDH ha otorgado medidas
cautelares para proteger la vida y la integridad de personas que se encuentran
en riesgo, y ha solicitado información sobre múltiples situaciones
preocupantes. Las autoridades de facto enviaron el 3 de julio de 2009 una
respuesta
que la CIDH considera insuficiente. La Comisión continuará dando
seguimiento a esta medida, procesando las peticiones y los casos en trámite,
estudiando y decidiendo sobre nuevas denuncias y solicitudes de medidas
cautelares y dando seguimiento constante a la grave situación que atraviesa el
país.

La Comisión Interamericana lamenta profundamente la
muerte de Isis Obeth Murillo y las personas heridas durante la represión por
parte de las Fuerzas Militares contra la manifestación del 5 de julio de 2009
en el aeropuerto de Toncontín. Adicionalmente, la Comisión está preocupada por
la información recibida según la cual existirían casos de reclutamiento forzoso
al Ejército de Honduras tras el golpe de Estado.

En esta misma línea, la Comisión reitera su solicitud
del 3

You must be logged in to post a comment Login