Los animales marinos enferman de cáncer por la contaminación humana

El pasado 2 de Julio, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) presentó en Ginebra su Lista Roja de Especies Amenazadas, en la que alertó que cerca de 17 mil especies están en riesgo de extinción.

El informe también reveló que un gran número de especies marinas sufren pérdidas irreversibles a causa de la sobrepesca, el cambio climático, las especies invasoras, el desarrollo costero y la contaminación.

¿Pero de verdad es para los animales tan nefasta la convivencia humana en nuestro planeta?, ¿Cómo es posible que tantísimas especies animales estén desapareciendo? Un estudio que ha realizado la Universidad japonesa de Tokai sobre la capacidad de comunicarse de las Belugas nos revela la respuesta.

La Beluga, la hermosa ballena blanca, habita en aguas de zonas árticas y subárticas y es una ballena especialmente sociable. Los científicos esperan poder tener verdaderas conversaciones con este animal que se revela muy inteligente y amigable. En la mayoría de los casos viven en familias o pequeños grupos y tienen una gran variedad de sonidos para comunicarse, desde chirridos y trinos hasta chasquidos. Antiguamente se la llamaba el canario de los mares por la alegría de su canto y su enorme repertorio.

Desgraciadamente estos maravillosos animales están gravemente amenazados de extinción. Especialmente en la costa este de Canadá; En el enorme río de San Lorenzo los científicos han detectado un alto nivel de mortandad de la ballena beluga. Mueren a causa de los llamados adenocarcinomas del intestino delgado, infiltraciones malignas del tejido glandular.

Pero ¿cómo es posible que una ballena enferme de este modo? Se sabe que estos blancos mamíferos marinos al buscar su alimento revuelven intensamente el lodo del fondo del mar y éste, justamente en el río de San Lorenzo, esta contaminado entre otras con la sustancia cancerígena llamada Benzopyrene. Un estudio puso al descubierto que un 27% de las Belugas muertas encalladas en la playa estaban enfermas de cáncer. Además del frecuente cáncer de intestino los investigadores encontraron también con mucha frecuencia en las hembras, tumores de útero.

La ballena Beluga no es la única víctima de la contaminación causada por el hombre, también un 40% de las tortugas marinas que viven en zonas costeras contaminadas están afectadas frecuentemente por fibropapilomas, úlceras que incluso siendo benignas pueden alcanzar un tamaño tan grande que el animal muera por su causa.

El hecho de que los animales estén afectados por enfermedades tumorales causadas por sustancias tóxicas de nuestra civilización -según las declaraciones de la veterinaria y doctora Denisse McAloose, jefa de patología de la sociedad estadounidense “Wildlife Conservation Society” (WCS)- se extiende también a los leones marinos, a los bagres de agua dulce y a otros tipos de peces “hasta las conchas pueden enfermar de cáncer”, dijo la experta. Sin embargo la verdadera úlcera de esta Tierra parece ser el hombre y su falta de compresión.

José Vicente Cobo
www.radio-santec.com

You must be logged in to post a comment Login