Michael Jackson: Un Artista Magistral

Por Mumía Abú-Jamal

La sorpresiva muerte del super estrella Michael Jackson ha traído otra vez su música a la memoria de millones.  Aún cuando su estilo tanto en la danza como en la canción ha sido reemplazado por un nuevo género, fueron pocos los cantantes y bailarines no influenciados de alguna forma por el artista conocido como “el rey del pop.”
 
En muchos de los artistas hoy prominentes hay pedacitos e imágenes de Michael, así como él aprendió del irrefrenable James Brown. En Usher, Omarion, NeYo, Ciara, Genuwine (sólo por nombrar unos cuantos), hay reflejos del estilo frenético, casi robótico, de danza de Michael Jackson.
   
Como artista empresario, no se comparaba a nadie. Su álbum de 1983, “Thriller”, no sólo ganó un premio Grammy, si no que produjo una docena de éxitos.  Ese álbum vendió más que lo que ningún otro artista había vendido antes con un solo disco: 27 millones de copias.
 
Hace años, le dije a mi esposa que a mí ese artista no me interesaba; ella me dijo que ignore todas las críticas, lo que dicen los medios — que ignore todo éso, y que lo vea como cantante, como el artista que es, digamos, como se ve a Sinatra.
 
Lo hice. Y ella tenía razón.  
 
El era un artista  magistral, que conmovía a millones no sólo con su distintiva voz, pero también su baile cambió el arte, del mismo modo que Muhammad Alí cambió el deporte del boxeo.
 
Jamás dejé de maravillarme por el completo brillo de su talento artístico.
 
La estación de la prisión pasó recientemente un video de un concierto que Jackson hizo en Bucharest, Rumania. Era un concierto al aire libre, con más gente que ninguno de nosotros hubiera podido contar.

Jackson estuvo en rara forma, deslumbrando a la inmensa multitud con un espectáculo como el que jamás nadie de ellos había visto en su vida.
 
Para aquellos que crean que su música era sólo como chickle de mascar, y en consecuencia sin ningún contenido social, sugiero que vean, “A Ellos no les Importamos Nosotros,” (They Don’t Care About Us), una de las canciones que hizo después de “Thriller”.

Filmada en lo que parece ser una favela brasileña, rodeado de miles niños y niñas de piel oscura, muchos de ellos llevando el ritmo con sus tambores, la canción es un himno a como el mundo de los ricos trata a los pobres del mundo.
 
Michael Jackson fué un maestro en su arte.

El se habrá ido; pero ciertamente jamás será olvidado.

You must be logged in to post a comment Login