Posibles crímenes de guerra en Somalia: ACNUDH

Ginebra.- La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Navi Pillay, declaró que las graves violaciones de los derechos humanos y de la ley humanitaria internacional en Somalia “pueden constituir crímenes de guerra”.

Pillay señaló en un comunicado que el ataque a civiles ha sido “uno de los rasgos principales del conflicto” desde sus inicios en 1991, especialmente en Mogadiscio durante los últimos días.

“En esta nueva ola de ataques, es claro que los civiles, sobre todo las mujeres y niños, sufren el mayor impacto de la violencia”, condenó la juez sudafricana.

Añadió que “debe haber un esfuerzo mucho mayor para proteger a los civiles. La gente desplazada, los defensores de derechos humanos, trabajadores humanitarios y periodistas están entre los que han sido más expuestos a la violencia y han sido blanco de ataques directos”.

Pillay denunció que “de acuerdo a declaraciones de testigos a investigadores de la ONU, las fuerzas armadas de Al Shabab han perpetrado ejecuciones extrajudiciales, plantado minas, bombas y otros explosivos en áreas civiles”.

Asimismo “han disparado morteros de forma indiscriminada en zonas pobladas por civiles y los han utilizado como escudos”.

Pillay denunció que se tiene evidencia de que ha aumentado la escala y la naturaleza del reclutamiento forzado a niños, la mayoría entre 14 y 18 años, por varios grupos armados en Somalia lo que va en contra de la ley humanitaria internacional.

“Algunos de estos actos podrían constituir crímenes de guerra”, afirmó.

Señaló que las condiciones de actividades de trabajadores humanitarios y periodistas son precarias. Desde el comienzo del año seis periodistas han perdido la vida, cuatro de ellos víctimas de asesinatos selectivos y dos en fuego cruzado.

“Una vez que se restaure el orden, los responsables de los delitos tendrán que ser llevados ante la justicia”, apuntó.

Principalmente en Mogadiscio y en otras regiones al sur y al centro del país, los órganos de justicia regular han detenido sus funciones por lo que en las zonas controladas por grupos insurgentes han establecido sus propios tribunales, denunció la ACNUDH.

Afirmó tener evidencias de que estos tribunales improvisados juzgan y sentencian a civiles, lo que va en contra de la ley somalí y de la ley internacional.

Las sentencias que se han dictado, condenó Pillay, incluyen pena de muerte por lapidación o decapitación, así como amputación de miembros y castigos corporales.

Asimismo los grupos de Al Shabab han destruido lugares religiosos y cementerios.

De acuerdo a cifras proporcionadas por ACNUDH, más de 200 mil personas han sido desplazadas en los dos últimos meses del conflicto y se teme por cientos de civiles asesinados y un gran número de heridos.

En mayo de este año, la milicia islamista Al Shabab y el grupo armado aliado Hisbul Islam, liderado por el extremista e integrista islámico Sheikh Hassan Aweys, lanzaron una ofensiva contra las fuerzas del gobierno federal somalí.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login