Mitos vs. Realidades: Los Ataques Conservadores en Contra de la Jueza Sonia Sotomayor

Esta
es la primera parte de un artículo por Ian Millhiser, un investigador legal,
que desacredita cinco mitos sobre la Jueza Sonia Sotomayor.

Lea el artículo completo

Read in English

Descargue este artículo
completo (pdf)

Antes
de que la nominación de la Jueza Sonia Sotomayor fuera anunciada, sus oponentes
conservadores lanzaron todo tipo de acusaciones sin ninguna base, esperando que
estas tuvieran efecto. Sin embargo, ya a vísperas de sus audiencias de
confirmación, Sotomayor es cada vez más popular y los conservadores no han
podido hacer ni el menor daño. No obstante, ellos aparentemente han escogido
cinco mitos como último recurso para impedir que Sotomayor llegue a la Corte
Suprema. Ninguna de sus acusaciones son basadas en la realidad.

Mito
#1: Sotomayor corrompió la ley para el beneficio de bomberos pertenecientes a
grupos minoritarios.

Realidad:
Sotomayor cumplió con la ley en ese entonces cuando ella se pronuncio en el
caso
Ricci.
El fallo reciente de la Corte Suprema de 5 a 4 votos que la revocó creó una nueva ley.

En Busheyv. New York State Civil Service Commission, un caso casi
idéntico en los hechos al caso de Ricci y los bomberos, la corte de la jueza
Sotomayor sostuvo que los empleadores tienen amplia autoridad para reconsiderar
un examen de promoción cuando los resultados de las minorías están por debajo
de los candidatos blancos. Esta amplia autoridad fue reafirmada hace solo 10
años en Hayden v. County of Nassau. Como jueza
de un tribunal de primera instancia, Sotomayor está obligada a seguir estos
precedentes vinculantes hasta que sean pronunciados inválidos por una autoridad
superior a pesar de las acusaciones de los conservadores de que ella debería
ignorar la ley que gobernaba el casoRicci.

Mito
#2: Sotomayor se opone a la Segunda Enmienda.

Realidad:
Sotomayor siguió un precedente vinculante de la Corte Suprema cuando ella
rechazó una impugnación de la Segunda Enmienda a una ley del estado de Nueva
York.

Hasta
hace poco, dos decisiones de la Corte Suprema limitaban el alcance de la
Segunda Enmienda. La primera sostuvo que la Segunda Enmienda solo protege un
derecho limitado para participar en milicias; la segunda sostuvo que la Segunda
Enmienda “es una limitación solo del poder del Congreso y el gobierno nacional,
y no en el poder estatal”. Aunque la Corte Suprema denegó el primero de estos
precedentes en la reciente decisión Heller, hasta ahora el segundo precedente
se ha mantenido intacto. Por lo tanto, Sotomayor estaba obligada a seguir este
precedente vinculante de la Corte Suprema, y así lo hizo cuando sostuvo que la
Segunda Enmienda no es aplicable a las leyes estatales. De nuevo, sus críticos
conservadores la atacan por que ella se negó a sobrepasar su propio poder
limitado.

Lea
el artículo completo

Readin English

Descargue este artículo
completo (pdf)

SOURCE:
CAP

You must be logged in to post a comment Login