Obama elogia progreso de ley de estímulo económio

En su mensaje semanal de los sábados, el presidente Barack Obama elogió los avances que ha hecho la Ley Para la Recuperación en poco más de 100 días.

Aunque está lejos de terminar la recesión, la Ley Para la Recuperación ha ayudado a parar la caída libre de la economía, ha reducido la tasa mensual de pérdida de trabajos que llegaba a los 700,000 empleos por mes, informó la Casa Blanca.

Asimismo, la nueva ley extendió cobertura de desempleo y seguro de salud para quienes perdieron sus trabajos, y logró 43 mil millones de dólares en alivio de impuestos para las familias trabajadoras.

Mientras toma impulso este verano y otoño, la Ley Para la Recuperación será crítica para sentar una nueva base para los Estados Unidos y los trabajadores estadounidenses para que puedan competir y ganar en el siglo 21.

Declaraciones del Presidente Barack Obama

Mensaje Semanal
Sábado, 11 de julio, 200
9

Esta semana, hemos logrado avances importantes hacia el objetivo de propiciar cambios en el extranjero y dentro de Estados Unidos. Durante mi visita a Rusia, iniciamos el proceso de restablecer relaciones para que podamos abordar prioridades nacionales clave, como la amenaza de las armas nucleares y el extremismo. En la cumbre del G8, líderes de casi treinta países se reunieron para tratar formas de hacerles frente juntos a los urgentes desafíos de nuestros tiempos, desde manejar la recesión mundial hasta combatir el calentamiento global y acometer el hambre y la pobreza en el planeta. Y en Ghana, presenté mi plan para apoyar la democracia y el desarrollo en ÿfrica y alrededor del mundo.

Pero incluso mientras logramos avances respecto a estos desafíos en el extranjero, he tenido presente el estado de nuestra economía. Y de eso quiero hablarles hoy.

Cuando asumimos el mando, enfrentamos la más severa desaceleración económica desde la Gran Depresión. En ese momento estábamos perdiendo un promedio de 700,000 empleos al mes. Y muchos temían que nuestro sistema financiero estaba a punto de colapsar.

Como resultado de las medidas rápidas y enérgicas que tomamos los primeros meses del año, hemos podido evitar que nuestro sistema financiero y economía se fueran a la ruina. Tomamos medidas para reactivar el préstamo a familias y empresas, darle estabilidad a nuestras principales instituciones financieras y ayudar a los propietarios de vivienda a retener sus casas y pagar sus préstamos hipotecarios. También aprobamos el más extenso y enérgico plan para la recuperación económica en la historia de nuestra nación.

La Ley para la Recuperación no fue concebida para hacer que la economía se recupere del todo por sí sola, sino para impulsarla lo necesario como para detener la caída libre. Fue concebida para generar demanda y hacer que la gente vuelva a gastar, además de proteger a quienes se han visto más perjudicados por la crisis. Y fue concebida para resguardar y generar empleos.

En poco más de cien días, esta Ley para la Recuperación ha funcionado como se pretendía. Ya ha extendido el seguro contra el desempleo y seguro médico para las personas que han perdido su trabajo en esta recesión. Ha producido $43,000 millones en recortes tributarios para las familias trabajadoras y empresas estadounidenses. Se calcula que sin la ayuda que la Ley para la Recuperación ha proporcionado a estados en apuros, los déficits estatales habrían aumentado casi al doble del monto actual, lo que habría resultado en decenas de miles de despidos adicionales que habrían afectado a policías, maestros y bomberos.

La Ley para la Recuperación ha permitido que pequeñas empresas y compañías de energía limpia contraten trabajadores nuevos o descarten planes de eliminar puestos existentes. Y ha producido nuevos empleos en la construcción de carreteras, puentes y otros proyectos de infraestructura, miles de los cuales apenas se están iniciando. En los próximos meses, comenzarán miles de proyectos adicionales, lo que resultará en más trabajos.

Claro, tengo muy en cuenta que cuando a

You must be logged in to post a comment Login