Obispos vascos piden perdón por silencio ante ejecución de religiosos

Madrid.- Obispos vascos celebraron el fin de semana una eucaristía especial para pedir perdón por el “injustificable” silencio de la Iglesia ante la ejecución de 14 religiosos durante la Guerra Civil española (1936-1939).

La ceremonia eucarística en la Catedral Nueva de Vitoria fue dedicada a la memoria de 12 sacerdotes, un misionero claretiano y un carmelita descalzo que fueron ejecutados por las fuerzas de Francisco Franco entre 1936 y 1937, sin que se celebraran sus funerales.

“No es justificable, el silencio con el que medios oficiales de nuestra Iglesia envolvieron la muerte de estos sacerdotes. Ha sido una omisión indebida, una falta a la verdad y contra la justicia”, dijo el obispo de Vitoria, Miguel Asurmendi.

“Hoy saldamos una deuda que teníamos contraída”, apuntó Asurmendi en la homilía de la misa, celebrada junto con los obispos de Bilbao, Ricardo Blázquez y Mario Iceta; así como de San Sebastián, Juan María Uriarte.

Tras rechazar que con este acto la Iglesia vasca busque reabrir las heridas si no por el contrario “ayudar a aliviarlas”, Asurmendi pidió perdón “con humildad” en nombre de la Iglesia “a Dios y a nuestros hermanos”.

El obispo de Vitoria también pidió a Dios “la luz y la fuerza necesarias para rechazar la violencia como medio para solucionar diferencias y conflictos” en la sociedad vasca, de acuerdo con reportes de la prensa española.

En la eucaristía, seguida por familiares de las víctimas, estuvo presente la portavoz del Gobierno Vasco, Idoia Mendia, para quien esta ceremonia fue un acto de reconciliación con esas personas que fueron fieles a sus ideas y murieron por ellas.

También asistieron el presidente del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Iñigo Urkullu; la consejera vasca de Cultura, Blanca Urguell; del Parlamento Vasco, Mikel Martínez (PNV); el ex lehendakari, José Antonio Ardanza; y miembros de instituciones locales.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login