Paraguay: Coloradismo sin partido colorado

El principal corresponsal diplomático del New York Times, Thomas Friedman, esbozó el razonamiento de la Administración Bush sobre el Irak de pos guerra: Washington busca “el mejor de los mundos posibles: una junta iraquí con puño de acero, pero sin Saddam Hussein”.

El razonamiento de la embajada imperial en Paraguay, al parecer es el mismo para el Paraguay después del 20 de abril: un coloradismo sin el partido colorado. Y la lógica sólo prolonga la política seguida luego del  3 de febrero de 1989, cuando la dictadura cayó empujada por los narco-generales, para instaurar un estronismo sin Stroessner.

Las señales reaccionarias del gobierno de Fernando Lugo, sus operativos represivos, su equipo de colaboradores -entre ellos el mismo ministro de Hacienda de Nicanor Duarte Frutos, Dionisio Borda- y hasta su equipo de publicistas, sólo evidencian que el clérigo libertino constituye apenas una prolongación del régimen colorado.

Un artículo publicado en el medio alternativo E’a y titulado “La verdad, de algunos”, es elocuente al respecto.  El encabezado de la nota, firmada por Miguel Armoa, dice: “La mayoría de los grandes medios de comunicación que hoy nos venden la verdad, vieron la luz en la dictadura -vinculados al régimen o con su visto bueno-convirtiéndose en sus propagandistas”.

Entre estos medios, cita Armoa a radio Ñandutí y ABC color, de Aldo Zucolillo y Humberto Rubín, respectivamente, ambos conectados a la U.S.Embassy y grandes soportes de Fernando Lugo durante su exitosa y falaz campaña electoral.

“Los medios y sus propietarios no pudieron desarrollarse al margen del vicioso modelo, también formaban parte de él” acota el articulista.
 
Represores descansando plácidamente

Mientras los medios se saturan de condenas de las “víctimas de la dictadura”, en su cómoda mansión, el represor Sabino A. Montanaro, temible ministro del interior del dictador Stroessner, disfruta del descanso prometido.

Luego de 20 años logró regresar a Honduras, y hoy vive sin que nadie -ni siquiera los recalcitrantes “anti-estronistas” de la OPM, Pmas y Tekojoja- le hagan un simple escrache.

Todo se limitó a un show mediático inmediatamente después de su llegado, con su alojamiento por pocas horas en la cárcel pública, para desviar la atención de la ingobernabilidad e incapacidad de Fernando Lugo para cumplir sus promesas.

El Pacto para el regreso del temible represor, entre la familia Montanaro y Miguel López Perito, fue denunciado por el senador Gustavo A. Stroessner, nieto del general que por 35 años gobernó con mano de hierro al país.

En la maniobra, hasta participó un juez procesado por cuentas bancarias ocultas en Suiza.
 
Wasmosy logró otro cupo en Gobierno de Fernando Lugo

Un nuevo cupo logró el sector del ex-presidente colorado Juan Carlos Wasmosy en el gobierno del clérigo-presidente Fernando Lugo.

Esta semana logró ubicar a uno de sus principales incondicionales, el ex senador Armando Espínola, en la embajada de Chile.

El wasmosismo se identifica con el luguismo a tal punto que quienes critican al gobierno son intimados vía escribanía por el ex-presidente, impuesto por el general narcotraficante Andrés Rodríguez y por la vía del más escandaloso fraude electoral de la historia del país, en 1992.
 
 
Endeudamiento intensivo

La política de endeudamiento intensivo se mantiene con Fernando Lugo.

“Con un escenario positivo para su aprobación, el Senado tratará hoy el convenio de crédito de 100 millones de dólares del Banco Mundial, que forma parte del plan anticrisis, según refirieron los líderes de las distintas bancadas de la Cámara Alta” informa La Nación.

http://www.lanacion.com.py/noticias-255630.htm

Voces disidentes dentro del mismo luguismo han denunciado que el ministro de Haciendo Dionisio Borda cobra fuertes comisione

You must be logged in to post a comment Login