Argumentos contra Sonia Sotomayor

Por Daniel Joya

“Durante mis diecisiete años como jueza, fui testigo de las consecuencias humanas de mis sentencias. Siempre dicté dichas sentencias, no para servir a los intereses de los litigantes, sino para servir al interés más amplio de la justicia imparcial…fidelidad a la ley. La tarea de un juez no es hacer las leyes, sino aplicarlas” Sonia Sotomayor.

De ser confirmada, Sonia Sotomayor haría historia como la primera persona latina elegida para la Corte Suprema de los Estados Unidos y la tercera mujer ocupando ese alto cargo. Ante esta dualidad de ganes, ¿cuáles son algunos argumentos de los oponentes a su nominación?

La influencia de la raza y experiencia personal de los jueces en el proceso de arribar a decisiones. Se ha hecho referencia a sus comentarios en el 2001 cuando sugería que “una juez latina sabia usualmente arribaría a mejores conclusiones que un hombre blanco”.

Parece que sus oponentes quieren enterrar el pasado de opresión y discriminación racial, ignorando a drede la lucha del movimiento de derechos civiles. No fue por misericordia de los blancos que se logró la acción afirmativa y legislación destinada precisamente a corregir ese pasado vergonzoso de la nación Americana.

Que la juez se identifique con su etnicidad y rescate la capacidad de las mujeres parece incomodar a ciertos senadores. Reportes del Washington Post confirman la neutralidad y objetividad demostrada por la referida Professional durante los diecisiete años de carrera judicial.

Sus doce años sirviendo al Puerto Rican Legal Defense and Education Fund.
De acuerdo al Senador de Carolina del Sur Lindsey Graham, ella servia en esa organización cuando dicho grupo se pronunció por la expansión del derecho al aborto.

Legal Defense rechazó públicamente la negación a la mujer del derecho al acceso al aborto, comparando que eso constituía una forma de esclavitud. Al respecto, Sotomayor respondió que ella nunca leyó esas ponencias.

Acusar a una persona, no por sus propios actos o palabras, sino por todo lo dicho en una organización de la que es parte, además de absurdo constituye una manipulación de la verdad. Curiosamente y para su dicha, Sotomayor nunca ha tenido que decidir directamente sobre la constitucionalidad de alguna ley referente al aborto.

Se esta usando una resolución del año pasado donde la Corte Suprema le revocó lo resuelto y ratifica el derecho individual a poseer armas.

Sotomayor aceptó lo decidido por el supremo tribunal, aclarando que en su resolución solo citó una decisión previa de la misma Corte Suprema. En dicha resolución se declaró que la prohibición de restringir el derecho a mantener y portar armas se refiere únicamente al gobierno federal y no a los estados. La aplicabilidad de cada enmienda de la Constitución federal a los estados es por cierto cuestión aun no resuelta.

La segunda enmienda es un tema candente que envuelve a grupos abogando por el control de las armas y la reducción de la violencia ocasionada por las armas frente a la National Rifle Association (Asociación Nacional del Rifle).

La segunda enmienda de la Constitución garantiza el derecho a poseer armas y ha sido asunto de innumerables debates y contradictorias resoluciones judiciales. Por hoy es uno de los tabus defendidos por la National Rifle Association, un grupo con poderosa incidencia política que propugna por absoluta restricción de ese derecho.

Se le acusa de irrespetar la Constitución mediante su “activismo judicial, por reconocer el papel de las cortes de apelación en la formación de políticas mediante sus resoluciones.

Al respecto, “ella no esta equivocada… claro que ellos forman política” dice Jeffrey Segal, profesor de la escuela de leyes de Stony Brook University. Para dicho profesional, por un lado el Congreso hace la ley y las cortes la interpretan, pero por otro lado, en vista de que la ley no es siempre clara, las cortes definen políticas cuando clarifican

You must be logged in to post a comment Login