Alistan peruanos celebraciones por Fiestas Patrias

Por José Luis Castillejos

Lima.- Los peruanos se preparan para festejar con música de cajón, guitarra, pisco (licor de uva) y cervezas las Fiestas Patrias, que se celebran con días de asueto que son esperados con gran expectación por millones de personas.

Las peregrinaciones hacia las peñas o restaurantes de comida criolla donde se degustan platillos marinos o carnes aderezadas y rociadas con pisco, un licor de uva quebranta, conforman parte del escenario de este país andino.

La cantautora peruana Carmina Cannavino, que le ha dado un nuevo aire a la música de su país, dijo en diálogo con Notimex que en Perú “somos muy apegados a las tradiciones de la buena música y la excelente comida”.

“Los peruanos vivimos siempre recordando la patria. En mi caso voy a festejar con guitarra y cajón”, señaló la artista, quien consideró que en la actualidad se está revalorizando la multiculturalidad que tiene Perú. Comentó que “la gastronomía es algo que está en auge y que nos une como sociedad. Los recuerdos de muchos peruanos giran en torno a la mesa, el buen comer y la música que se va transmitiendo de manera oral. La mesa es un punto de reunión para la familia”.

Cannavino consideró conveniente que en las escuelas públicas y privadas del país andino se fomenten los valores culturales y la teoría de la música para que este patrimonio no pierda fuerza y se rescate el folclor y los ritmos. Renata Palacios, una anfitriona de una marca cervecera peruana, dijo por su parte que muchos peruanos aprovechan la ocasión de Fiestas Patrias para bailar con armonía la “Marinera”, un baile del norte peruano, parecido a la jota aragonesa.

Con ese baile, que es realizado en algunos centros turísticos como el Sachún, de la avenida El Ejército, en el distrito costero de Miraflores, los artistas lustran el piso a punta de zapateos. Otro punto de encuentro bohemio es Barranco, donde las peñas (centros donde se puede escuchar música negra, con cajón, guitarra y zapateos) permanecen atiborradas.

Aunque en esos distritos hay muchas discotecas, donde se intenta imponer el “perreo”, un baile con fusión de reggae y rap, en el que los bailarines se frotan el cuerpo en una especie de sexo con ropa, las peñas tienen un sitial especial. Para muchas familias limeñas, el perreo es “grotesco” y hasta vulgar y prefieren la música bohemia o la poesía musicalizada de las peñas donde se puede escuchar y ver danzas, acompañados de un buen ron, una piña colada o de la bebida emblemática, el pisco sour.

En los días previos a las festividades se realizan en Lima exposiciones de comida en los distritos de Barranco, Surco, Miraflores, San Borja y La Victoria y casi nadie escapa al contagio de estos encuentros que son “días nacionales”.

“Es que los peruanos llevamos la fiesta en la sangre. Somos festivos por tradición”, aseveró Leobardo Santiago, un taxista limeño que dice que en estas fechas es cuando más gana porque todo mundo quiere ir a algún sitio a divertirse. En el marco de una serie de festividades que recorren la Plaza de Armas y los centros turísticos de Lima, las autoridades pusieron lo que muchos denominan aquí como la “cereza negra” de las fiestas: la prohibición de no aglomerarse para evitar la influenza humana.

En los barrios populosos de Lima existe la costumbre de beber cerveza de un mismo vaso como una forma de “hermanamiento”. Eso, sin embargo, ya va quedando de lado frente al avance del virus AH1N109, que ha ocasionado ya ocho muertes en este país. Pero a pesar de las prohibiciones y de la suspensión del Desfile Militar, que estaba previsto para el 29 de julio, los peruanos siguen haciendo turismo en estas fechas.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login