Falleció Frank McCourt, memorialista compasivo de la infancia miserable

NUEVA YORK (AFP) – El escritor Frank McCourt, que murió de cáncer este domingo en Nueva York a los 78 años, había alcanzado la fama por un “bestseller” sobre su niñez miserable en la Irlanda de los años 30 que le valió millones de lectores, un premio Pulitzer y una adaptación al cine.

De nacionalidad norteamericana e irlandesa, McCourt nació en 1930 en Brooklyn, en el seno de una familia de católicos irlandeses, numerosa y pobre.

Sin futuro en medio de la Gran Depresión, los McCourt regresaron cuatro años después a Irlanda a la búsqueda de trabajo para toparse con una situación peor.

Las memorias “Las Cenizas de Angela” publicadas en 1996, que lo hicieron famoso como escritor y le valieron un Pulitzer al año siguiente, relatan precisamente esa vida miserable en la ciudad irlandesa de Limerick.

Un padre alcohólico y desempleado, enfermedades y desnutrición que costaron la vida a tres de sus seis hermanos, y una vivienda mugrienta e infestada de ratas fueron el tenebroso marco de esa niñez.

Sin embargo, McCourt lo relató con brillo, humor y compasión –incluso por su padre– en un estilo de escritura particular que omite las comillas y obliga al lector a una mayor atención para seguir el hilo narrativo.

La obra se convirtió inmediatamente en “bestseller” y vendió millones de ejemplares. Fue adaptada por Hollywood a la pantalla grande en 1999.

McCourt dejó la escuela a los 13 años, sobrevivió entre empleos precarios y pequeña delincuencia y regresó a Estados Unidos, donde fue movilizado para la guerra de Corea, aunque permaneció estacionado en Alemania donde pudo estudiar.

A su regreso ingresó a la Universidad de Nueva York y posteriormente se dedicó a la docencia durante 27 años en el sistema de enseñanza pública de la ciudad.

El resto de su breve obra también es de carácter autobiográfico. Un segundo libro, “Tis” (“Lo Es”, 1999), retoma las memorias donde las había dejado “Las Cenizas de Angela”, es decir su regreso a Estados Unidos a los 19 años. Una tercera obra, “Teacher Man” (“El Profesor”, 2005) relata la experiencia docente en Nueva York.

El escritor sufrió un ataque de apoplejía en mayo pasado mientras efectuaba un crucero por el Pacífico y tras ser trasladado a un hospital neoyorquino le habían diagnosticado un melanoma y posteriormente una meningitis.

You must be logged in to post a comment Login