Abre polémica en Vaticano nuevo sistema de comunicaciones

Por Andrés Beltramo Alvarez

Ciudad del Vaticano.- El proyecto de los administradores del Vaticano de unificar bajo un mismo sistema todas las telecomunicaciones, archivos y documentos digitales abrió una polémica en la Curia Romana.

La iniciativa comenzó a desarrollarse en 2008 por impulso de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA) y, aunque se trata de un plan reservado, hace unos días y de manera casual se informó de su existencia.

En el comunicado anual dedicado a las finanzas del gobierno central de la Iglesia católica, difundido por la sala de prensa de la Santa Sede el 6 de julio pasado, dos renglones fueron suficientes para la confirmación.

“En el periodo en examen (2008), la Gobernación (del Vaticano), en concierto con la Santa Sede inició el estudio para una infraestructura de comunicación integrada que comprende los servicios de telefonía e internet”, indicó.

Aunque el proyecto se encuentra en fase de desarrollo ya existen borradores del mismo, diagramas de flujos, organigramas y otros gráficos que operadores del APSA han sometido a la valoración de algunos mandos medios del Estado Pontificio.

El mismo consta de dos partes, por un lado se pretende vincular todas las telecomunicaciones, desde un simple celular hasta los faxes y correos electrónicos, a una sola oficina administrativa que sería la APSA.

En la actualidad cada dicasterio (ministerio vaticano) gestiona ese rubro de manera discrecional con una consecuente independencia, con las nuevas directivas se concentrará el control en una sola oficina limitando la libertad de acción.

Aunque se trata de acciones a mediano plazo, previstas para al menos cinco años, la presentación de la propuesta ya desató polémicas entre algunos cardenales y funcionarios.

“Olvida al menos 50 años de trabajo histórico de Curia que demuestra la inoperancia de estos mega-planes”, indicaron a Notimex fuentes del Vaticano. “Ya de por sí para comprar un lápiz o una hoja debemos informar todo a la Administración, ahora con esto nos tendrán esclavizados”, añadió otro oficial preocupado con la iniciativa.

El argumento principal usado para la centralización comunicativa es el ahorro económico, pero algunos funcionarios incluso de primer nivel del Estado Pontificio no están de acuerdo y se refieren a la segunda parte del novedoso plan.

Esta tiene como objetivo establecer un único sistema de archivo de información con similares claves, protocolos y contenidos para todos los dicasterios, desde la Congregación para la Doctrina de la Fe hasta la Congregación para el Clero.

Además de ser algo imposible de lograr, indicaron las fuentes, por la diferencia de los datos contenidos en los expedientes de los dicasterios se trata de una “peligrosa herramienta” que puede ser “manipulada a discreción”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login