Las fotografías de las juergas de Berlusconi están bajo llave en Colombia

ROMA (AFP) – Miles de fotografías sobre las andanzas de Silvio Berlusconi están guardadas en una caja fuerte de Colombia, donde su autor, el fotógrafo Antonello Zappadu, que se ha convertido en una “pesadilla” para el multimillonario jefe de gobierno italiano, espera que estén a salvo.

Zappadu, que no se considera un paparazzi sino un reportero “que quería documentar la vida poco digna e indecorosa del jefe de gobierno”, envió a Colombia las cerca de 5.000 fotos “incómodas” que tomó de los festines privados de Berlusconi en su mansión privada de la isla de Cerdeña.

“Por seguridad”, según contó este miércoles en Roma el reportero italiano en conferencia de prensa.

“Colombia es mi segunda patria”, sostiene el fotógrafo, que destapó el escándalo sobre las intimidades de Berlusconi, agravado recientemente por la divulgación en la revista L’Espresso de las conversaciones picantes del primer ministro con una prostituta de lujo.

El fotógrafo sostiene que la mayoría de las fotos fueron tomadas legalmente, en espacios abiertos de la finca, considerada de “relevancia gobernativa” por el Ministerio del Interior, lo que implica que se trata de un lugar público.

En algunas de ellas, según las cinco fotos publicadas por el diario español El País, se pueden observar jovencitas duchándose al aire libre sin sostén, a hermosas chicas rodeando al primer ministro y políticos desnudos, entre ellos el ex primer ministro checo Mirek Topolanek, que denunció “un montaje”.

“Yo no conozco el material que tengo, porque no conozco a la gente del mundo del espectáculo, ni si son personajes”, sostiene Zappadu, quien tras perder su trabajo para el diario E-Polis, de un grupo de medios italianos, resolvió tomarse unas vacaciones con su esposa, de nacionalidad colombiana.

Para el abogado del jefe de gobierno italiano, Niccoló Ghedini, diputado de la formación de Berlusconi Pueblo de las Libertades, “no hay nada de interesante” en las fotos de Zappadu.

“Nuestro único interés es el de proteger la privacidad de sus huéspedes y no tanto la de Berlusconi. Defender el derecho a no ser espiado dentro de la propia casa”, reiteró este miércoles el reportero tras la presentación del libro “La pesadilla de Berlusconi”, escrito por su hermano Salvatore Zappadu, en el que narra su trayectoria profesional.

La justicia italiana se incautó de fotos luego de que Berlusconi presentara una demanda por violación de la vida privada.

El órgano oficial de Defensa de la Privacidad bloqueó también la reproducción de algunas instantáneas.

Zappadu contó que había ofrecido un paquete de fotos a la revista italiana Panorama, perteneciente al imperio mediático de Berlusconi, pero que la publicación lo denunció por violación de la intimidad e intento de estafa ante la fiscalía, por lo que confiscó las fotos e inició una investigación.

“No hay fotos de Berlusconi desnudo”, advierte Zappadu, que pide sólo libertad para publicar su trabajo, al que le dedicó más de tres años. “A lo mejor cuentan cosas que nosotros no entendemos. Las conservaré como un tesoro en Colombia porque representan un pedazo de la historia de Italia”.

You must be logged in to post a comment Login