El mortífero y absurdo orden mundial

Naciones Unidas lo afirma categóricamente: El planeta produce alimentos para 12.000 millones de personas, el doble de la población actual sobre el planeta. Sin embargo el hambre aumenta a un ritmo vertiginoso.

Ya en 2006 UNICEF dio la voz de alarma denunciando que las hambrunas se multiplican en África. Jean Ziegler relator de la Comisión de derechos humanos de la ONU sobre el derecho a la alimentación, denuncia el injusto reparto de la riqueza como base del sistema economico internacional.

El declaró para el programa Informe Semanal de TVE: “Cada dia 100.000 personas mueren de hambre o sus consecuencias inmediatas. 856 millones de personas viven grave y permanentemente desnutridas. No hay fatalidad alguna pues un niño que muere de hambre es asesinado. El orden del mundo no es solo mortifero sino tambien absurdo, ya que mata sin necesidad”.

Durante el foro sobre la Seguridad Alimentaria celebrado en el marco del G-8, el presidente español anunció una nueva ayuda de 500 millones de Euros para los próximos 5 años que se destinarán a programas de nutrición infantil. Esta cantidad se suma a los 1.000 millones de Euros puestos sobre la mesa por el Gobierno español a finales del pasado mes de Enero. La propuesta estadounidense fue la de alcanzar la cifra adicional para ayudas para el desarrollo agrícola y seguridad alimentaria de unos 15.800 millones de Euros en los próximos 3 años.

El Gobierno alemán ha dispuesto 14.000 millones de Euros, una cantidad que coincide con la que anualmente también pone a disposición de la Iglesia. En España la iglesia recibe más de 6.000 millones de Euros del estado. Estas trasferencias de fondos públicos demuestran que la mayoría de países europeos son estados confesionales encubiertos y que la separación iglesia-estado todavía es una quimera. Ante la situación en la que nos encontramos actualmente de crisis mundial y hambre, los gobiernos deberían preguntarse si es correcto que se destine todo este dinero a la organización más rica y poderosa del mundo cuando la población esta cada vez más afectada por todas estas amenazas mundiales; ahora más que nunca se deberían destinar los fondos públicos a ayudar a las personas que lo necesitan.

Ana Saez Ramirez

45.271.959 R

www.radio-santec.com

You must be logged in to post a comment Login